El Globo empató 1 a 1 en Parque Patricios y no pudo revertir la serie de la primera fase. Leandro Grimi marcó el gol de Huracán y se sacó cuatro veces el hombro de lugar.

Huracán no pudo ante Atlético Nacional y quedó afuera de la Copa Sudamericana.
No hubo milagro para Huracán. Es cierto que no tenía fácil la historia el Globo, que debía remontar el 3-0 que sufrió en el partido de ida de la Primera Fase de la Copa Sudamericana en Medellín. Encima, Atlético Nacional comenzó ganando este miércoles en Parque Patricios, cuando Andrés Andrade, convirtió un penal a los 14 minutos de juego.

Si bien Leandro Grimi consiguió rápidamente marcar el empate (21′) a través de un cabezazo, el equipo que dirige Israel Damonte no encontró los caminos para dar vuelta la serie, igualó 1 a 0 y se despidió del certamen continental.

Luego de anotar el 1 a 1 de cabeza, se lo ve al defensor festejando el gol, besando el globo de su camiseta y salir corriendo para el banco de suplentes mientras se señalaba su hombro izquierdo. Es que en la jugada que derivó en el empate, se sacó el hombro de lugar. Pero lo más insólito, fue que esa situación se le repitió en varios ocasiones del partido.

“El hombro se me salió cuatro veces, nunca me pasó en mi carrera pero dejé todo lo que tenía. No les quería fallar a los jugadores y a los hinchas”, aseguró el ex jugador del Milan.

Además, el único refuerzo que sumó Huracán para este semestre recordó: “Volví para dar todo y eso hice. El escudo de Huracán es el único que besé en mi carrera”.