Mientras en la capital provincial el límite de ingesta de alcohol al volante es máximo desde este domingo, en la ciudad de Rosario se mantiene un margen mínimo de 0,5 gramos por litro de sangre en conductores particulares. En la Cuna de la Bandera rige esa franja permitida para beber hasta tanto no se sancione una ordenanza con restricción total.

 

Desde el Concejo Deliberante rosarino algunos concejales tratan de impulsar la norma al mismo nivel que en Santa Fe. Es decir, la prohibición completa de beber alcohol antes de manejar vehículos particulares. Cabe mencionar que los conductores de servicios públicos en Rosario sí están obligados a respetar la norma de alcohol cero para trabajar. Este 0,5 es el margen que rige de manera general en el país.

En el Palacio Vasallo se evalúa durante estos meses la posibilidad de llevar a tolerancia 0 el umbral para conductores de automóviles. Fabrizio Fiatti, concejal de Creo (FPCyS) y presidente de la Comisión de Servicios Públicos del Concejo de Rosario, habló con El Litoral sobre este tema. “Este año va a ser un tema de discusión acá. Es un tema en que las ONG trabajan mucho, hay que escucharlas y poder tener un trabajo en común. Nuestra voluntad es poder avanzar en eso. La concejala (María Eugenia) Schmuck tiene una iniciativa de su autoría”, afirmó Fiatti.

“Hemos tenido un verano particularmente intenso en cuanto a la cantidad de alcoholemias positivas. Entonces nos parece que hay que ponerlo en discusión. Nosotros ya tenemos como consigna por más que no lo establezca la norma que el consumo de alcohol debe ser 0 por una cuestión de protección mutua como ciudadanos que compartimos el espacio público”, añadió el concejal.

Los conductores de servicios públicos en Rosario sí están obligados a respetar la norma de alcohol cero para trabajar. Este 0,5 es el margen que rige de manera general en Argentina.

Esa barrera del medio gramo por litro de sangre que existe en Rosario y en nuestro país en general es algo variable según muchos factores. La ingesta de alimentos, el peso del conductor, la asimilación de cada organismo. El concejal Fiatti opinó: “El 0,5 permite la discrecionalidad de cada uno como usuario. Cada cuerpo tiene su propio nivel de asimilación, entonces no hay una regla automática para todos los organismos. Cuando entramos en la subjetividad, nos préstamos a este tipo de cuestiones. El alcohol cero es una consigna que tiene que aportar claridad y que tiene que decir: ‘Al momento de conducir no se consume alcohol’”.