El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°3 de Rosario condenó a Mario Orlando Heredia a 13 años de prisión. El hombre, oriundo de Santa Fe, engañó y obligó a ejercer la prostitución a una joven de Casilda entre finales de 2013 y los primeros meses del 2014. La victima en ese momento era menor de edad.

Los magistrados consideraron que Heredia fue autor penalmente responsable del delito de trata de personas con fines de explotación sexual, agravada por haber mediado engaño, violencia, amenazas y abuso de la situación de vulnerabilidad, por haberse consumado la explotación sexual de la víctima y por el carácter de menor de la misma al momento de los hechos.

Otros dos cómplices, quienes facilitaron la vivienda donde se alojaba la víctima en la capital santafesina, también recibieron condenas. Raquel Beatriz Escalante y Miguel Ángel Martínez fueron considerados partícipes secundarios del delito y cada uno recibió 6 años de prisión. Aunque seguirán en libertad hasta tanto la pena adquiera firmeza.