Se trata de una nena de un año y once meses, que falleció tras enfrentar paralelamente una infección respiratoria.

A pesar de los trabajos que llevan a cabo la Cruz Roja y las autoridades nacionales y provinciales para combatir la desnutrición en el norte de Salta, una niña wichi de apenas un año y once meses murió este viernes como consecuencia de esta problemática, además de enfrentar también una infección respiratoria.

De esta manera, la menor se convirtió en la octava víctima fatal de este pueblo originario en lo que va del año, en el marco de la emergencia sociosanitaria que se decretó en esta región.

La niña, que vivía en el paraje conocido como Santa María, falleció en el hospital de la localidad de Santa Victoria Este, donde fue internada por las autoridades de la provincia luego de haber sido detectada como un caso de riesgo durante un mapeo que se realizó sobre el territorio.

La pequeña, que pesaba 7,270 kilogramos y pertenecía a una comunidad wichi, presentaba un cuadro de desnutrición leve, además de una infección respiratoria, por lo que la trasladaron de urgencia al mencionado centro de salud, que se encuentra a 510 kilómetros al norte de la capital provincial.

En una primera instancia, la paciente reaccionó bien a la medicación, pero este viernes se complicó su situación e hizo un paro cardiorrespiratorio del que los profesionales médicos no pudieron sacarla, según detallaron los voceros a la agencia de noticias Télam.

De esta manera, ascienden a ocho los niños que murieron desnutridos y deshidratados en lo que va del año, en el norte salteño, por lo que fue declarada la emergencia sociosanitaria en los departamentos de Rivadavia, San Marín y Orán.

En este marco, la Cruz Roja Argentina anunció que brindará más de 2 millones de litros de agua potable en dos meses a las comunidades de wichis y otros pueblos indígenas del norte de Salta a través de la instalación de un gran campamento humanitario del que participarán más de 400 personas durante 12 meses.

Se trata de un plan de acción con objetivos a corto, mediano y largo plazo para una zona donde, según un relevamiento realizado en el marco del plan Acción Humanitaria Salta 2020, el 75 por ciento de las poblaciones originarias de esta provincia no accede a fuentes de agua segura para su consumo.

“Este año Cruz Roja cumple 140 años de historia en Argentina y, a lo mejor, esta operación es la de mayor impacto humanitario por las posibilidades que va a tener de permitir frenar cuestiones asociadas al agua, deshidratación aguda y desnutrición profunda”, dijo Diego Tipping, presidente de la organización en una conferencia de prensa.

Recientemente, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, visitó la zona para supervisar los trabajos de asistencia que están llevando adelante la autoridades nacionales en conjunto con las provinciales. Acompañado por el gobernador local, Gustavo Sáenz, el funcionario recorrió la localidad de Alto de la Sierra, a 70 kilómetros del municipio Santa Victoria Este, donde se reunió con los caciques del lugar.

“Todo eso está empezando a dar resultado, si bien la situación sigue siendo muy crítica”, destacó Arroyo tras la actividad. Además, indicó que “más allá de la emergencia, los caciques pidieron por cuestiones estructurales, como pozos de aguas y proyectos productivos”.