Los dirigentes de Confederaciones Rurales Argentinas cuestionaron la medida de cerrar el registro de exportadores, manifestaron la voluntad de dialogar y pidieron tratar al sector productor “sin chicanas y sin falsas reuniones sobre decisiones ya tomadas”. Mañana, encuentro clave entre el ministro de Agricultura y la Mesa de Enlace.

Los integrantes de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) cuestionaron el anuncio del Gobierno de cerrar los registros de declaraciones juradas de ventas al exterior hasta nuevo aviso. Esta medida es el paso previo al anuncio del aumento de las retenciones, que lo realizaría el Presidente de la Nación el domingo al inaugurar un nuevo período ordinario de sesiones del Congreso de la Nación.

Todo esto sucede en la previa a la reunión que había convocado para mañana el titular de la cartera agropecuaria, con los dirigentes que integran la Mesa de Enlace. En principio el encuentro se realizará en el ministerio a las 16:30.

En un comunicado de prensa, titulado “Una nueva traición”, los dirigentes de la Confederación, que integra la Mesa de Enlace, manifestaron: “Es una medida que sorprende y deja una profunda sensación de engaño, porque mientras se espera para dialogar, se toman decisiones que no tienen retroceso, de lo contrario no se explica el cierre de un mercado”.

Y agregaron: “Siempre hemos asistido a reunirnos con el gobierno nacional, en el marco de la buena fe, la intención dialoguista, el fundamento de cada posición y la voluntad solidaria en el marco de lo razonable. Aguardamos la racionalidad de quienes gobiernan, para no caer en situaciones ya transitadas y que oscurecen el futuro económico del país”.

De cara a la reunión de mañana entre la Mesa de Enlace y el ministro de Agricultura, Luis Basterra, las autoridades de CRA expresaron: “Reiteramos nuestra voluntad de diálogo, pero también advertimos que queremos ser respetados, no permitiremos ni engaños ni dilaciones”.

“La presión fiscal es ya insostenible, lo saben quienes producen y quienes recaudan, por lo tanto, es tiempo de tratar al sector productor sin chicanas y sin falsas reuniones sobre decisiones ya tomadas”, enfatizaron desde la entidad que preside el entrerriano Jorge Chemes.

En un escenario donde el interior productivo, con los productores autoconvocados a la cabeza, vienen reclamando desde hace tiempo una profundización del reclamo gremial, desde Confederaciones Rurales Argentinas solicitaron al resto de las entidades que conforman la Mesa de Enlace acordar fecha y modalidad para un cese de comercialización de granos y hacienda.

Más repercusiones

Otra de las entidades de la Mesa de Enlace que rechazó el cierre del registro de exportaciones, fue la Federación Agraria Argentina. Los representantes de los pequeños y medianos productores, comentaron que la decisión del gobierno “fue inconsulta y ha sido siempre la antesala de situaciones complicadas para los productores agropecuarios”, y agregaron, “hemos sido respetuosos de las instancias de diálogo con el gobierno nacional, donde alertamos sobre las dificultades que atraviesan los pequeños y medianos productores de todo el país, que se profundizarían si se siguen tomando medidas contra el sector”.

En relación a este último planteo de la Federación, pidieron a los funcionarios que “no repitan errores del pasado y que podamos dialogar para encontrar los caminos y alternativas que no paralicen al sector. Es por lo que venimos bregando desde que asumieron al frente del Ejecutivo y lo que seguimos esperando”.

Por su parte, productores de Coninagro de Buenos Aires y La Pampa también expresaron su malestar por el cierre de los registros de exportaciones y el inminente aumento de las retenciones.

En un documento expresaron: “Rechazamos las retenciones y cualquier incremento sobre las existentes. Es un impuesto que termina impactando en el precio que recibe el productor sobre su cultivo, quitándole el mayor incentivo para aumentar la productividad. La experiencia ya indica que, a mayor impuesto, menos producción. Cualquier supuesta compensación también genera inequidades entre productores, explotaciones y regiones”.

Además, manifestaron: “Una vez más, los productores agropecuarios somos testigos directamente perjudicados de cómo se considera al campo para financiar las débiles cuentas fiscales, cuando la política no ha dado muestras de adecuarse a la realidad del país. La solidaridad debe ser más equitativa”.

“Creemos que una economía sustentable debe considerar también la equidad de los esfuerzos, sin ganadores ni perdedores, con un Estado que no discrimine entre campo y ciudad, reavivando antinomias que parecían superadas. Con esta medida se está matando al campo. Por mirar la coyuntura nos olvidamos del futuro”, agregaron.

También se pronunció en contra de la decisión oficial el presidente de la Sociedad Rural de Jesús María, Luis Magliano, quien dijo: “Pareciera ser que el acercamiento con la Mesa de Enlace no es más que una maniobra dilatoria. No hay una voluntad auténtica de diálogo por parte del Gobierno”.

“Lo único que está haciendo el Gobierno es echar más leña al fuego. Este aumento de los 3 puntos a la soja hace aun más inviable la producción. Lo peor de todo es que se genera una incertidumbre, que es imposible de sostener. Que entiendan que este tipo de medidas frenan inversiones y repercuten en el ánimo de los productores. La paciencia tiene un límite”, enfatizó el dirigente cordobés.