Los peritos que evaluaron hace nueve días a Fabián Tablado, el femicida que hace 24 años mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló y recuperará la libertad el viernes, concluyeron que presenta sus facultades mentales normales aunque opinaron que no está en condiciones de ejercer las responsabilidad parental sobre sus hijas mellizas – que tuvo con una mujer que conoció mientras cumplía su condena, informaron hoy fuentes judiciales.

Es un hecho, no hay nada que la Justicia pueda hacer al respeto, porque el femicida cumplió el total de su pena. Además de los 24 años a los que fue sentenciado por el crimen, también tiene sobre sus espaldas una condena de 2017 a dos años y medio por amenazar a una ex pareja con la que tuvo dos hijas. A pesar de todo esto, el viernes por la mañana saldrá caminando de la Unidad Nº21 de Campana tras una decisión de la Justicia.

Las conclusiones del estudio también aclaran que la evaluación con respecto a la responsabilidad parental es “tan compleja que requiere de una perspectiva interdisciplinaria amplia”. El juez David ya puso en conocimiento de esta situación al juzgado de familia que se encarga puntualmente de la revinculación, al servicio local de promoción y protección de los derechos del niño y a al asesoría de menores.

En cuanto al estado mental en general, los peritos concluyen que Tablado “no presenta trastornos psicóticos ni psico-orgánicos” y que sus facultades mentales encuadran dentro de la normalidad.

Un mes atrás, Edgardo Alo, padre de Carolina, había expresado su repudio a la excarcelación del asesino de su hija, que hoy tiene 43 años. “Es un psicópata”, sostuvo Alo, al tiempo que se expresó a favor de la pena de muerte.