Una jueza de Niñez de la Ciudad de Córdoba resolvió que una menor tenga dos padres y una madre adoptivos.

La niña estaba en guarda de una pareja que se separó y su madre adoptiva se volvió a casar. A diferencia del caso de Tucumán, ninguno de los dos hombres era el padre biológico de la menor de 11 años.

Se trata del primer caso de adopción pluriparental en Córdoba. A diferencia del caso de Tucumán, en la resolución de la Justicia quedó claro que ninguno de los dos hombres es el padre biológico de la pequeña, de 11 años.

“La niña estaba en guarda con un matrimonio que se divorció. La mamá adoptante se volvió a casar y el marido la quiere a la niña. Ella lo tomó a él como papá del corazón pero también quería a su papá del primer matrimonio”, explicó a Cadena 3 la jueza de niñez Laila Córdoba.

“Los adultos estuvieron a la altura de las circunstancias y respetaron este amor y deseo de la niña”, indicó y subrayó que ambos padres “se reunían incluso los fines de semana a compartir asados”.

“Es una realidad familiar que estaba resuelta en los hechos”, destacó.

La magistrada también ordenó al Registro Civil que inscriba a la niña con los tres apellidos.

Días atrás se conoció que una niña tucumana de nueve años, que “no quería elegir entre sus dos papás”, ahora tiene legalmente una madre y dos padres por decisión de una jueza que produjo el primer fallo de triple filiación o pluriparentalidad, en el que no están involucradas ni la adopción de integración ni las técnicas de fertilización asistida.