Una pareja de ancianos fue víctima de un brutal asalto en su domicilio. Los delincuentes propinaron una golpiza al hombre, los maniataron y exigían dinero. No conformes con ello, antes de darse a la fuga le cortaron los dedos a la mujer y luego se llevaron las llaves del vehículo de los damnificados. Apenas se habrían alzado con $25 mil.

De acuerdo con lo manifestado por fuentes policiales, el grave hecho se registró el fin de semana en una vivienda de la localidad de La Costa de Icaño.

Según revelaron las fuentes, dos delincuentes sorprendieron a un hombre de apellido Alderete y su esposa Hernández, ambos de 75 años.

Los ladrones abordaron primero al dueño de casa, un comerciante que tendría una fábrica de alpargatas en la zona.

El damnificado habría manifestado a la Policía que los delincuentes lo golpearon al tiempo que le exigían dinero.

El hombre habría tratado de explicarles que no tenía, pero ellos siguieron agrediéndolo y lo habrían inmovilizado.

Para evitar seguir recibiendo una golpiza, les habría dicho dónde tenía algo de dinero y los malvivientes se habrían apoderado de alrededor de $25 mil.

Sin embargo, los acusados se tornaron cada vez más agresivos y en un momento dado también atacaron a la mujer, provocándole cortes en los dedos que casi le seccionan las extremidades.

Antes de escapar, los ladrones tomaron las llaves del utilitario del comerciante y se fugaron, arrojando dichas llaves en una zona montuosa.

Cuando los damnificados pudieron pedir auxilio fueron hospitalizados y de inmediato se alertó a la Policía. Bajo las directivas de la fiscal de turno, Dra. Andrea Darwich, se motorizó una investigación y los uniformados descubrieron al menos un sospechoso.

Uno de los acusados fue apresado ayer y ya se encuentra a disposición de la Justicia. En las próximas horas podría caer su cómplice.