Un joven ladrón de la localidad de Recreo fue entregado por su propio padre a la policía luego de que descubriera que robó algunos objetos de una despensa. Tras el pedido de disculpas a la víctima, el muchacho fue detenido y puesto a disposición del fiscal de turno.

Todo comenzó alrededor de las 4 de la mañana de este jueves cuando una persona mayor de edad rompió una de las aberturas de la despensa ubicada en la esquina de ruta nacional 11 y Blas Parera, entró al local y se llevó una balanza electrónica y algunos productos.

El robo fue reportado por un vecino del negocio que observó que la puerta estaba forzada y decidió dar aviso a la propietaria y la policía. Horas más tarde, se presentó en la despensa otro hombre -también vecino- junto a su hijo, entregó la balanza robada a su dueña y le informó que el joven fue quien entró al negocio durante la madrugada.