Fabián Gerardo Tablado, el femicida que en 1996 mató de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló en Tigre, recuperó la libertad este mediodía, al salir caminando de la Unidad 21 de Campana, tras 23 años, 9 meses y un día de estar encarcelado.

 

Vestido con un pantalón caqui, un buzo con capucha y con una mochila en sus espaldas, cumplió con los trámites de rigor y se retiró a pie de la unidad.

“Siempre me pregunto por qué la maté”, fue una de las primeras frases que expresó Tablado apenas abandonó la cárcel y ante una decena de periodistas que lo aguardaban.

Frente a diversas preguntas sobre si sentía algún tipo de arrepentimiento, el hombre que hoy tiene 44 años aseguró que “no hay un día en que no piense en pedirle perdón (a Carolina)” y admitió que, en su interior, “nunca” va a haber pagado por lo que hizo.

“No soy solo lo que hice, soy una persona”, agregó Tablado, quien aseguró que “todos los días” siente “culpa” por el crimen que cometió.