Obtuvieron el primer puesto en Rosario de un evento que se realiza a nivel global y ahora lanzan su proyecto con la premisa de poner “la tecnología al servicio de la perspectiva de género”.

Un grupo de jóvenes programadores y especialistas en comunicación de la ciudad de Rosario lanzará en marzo una aplicación para organizar comunidades viajeras de mujeres, femineidades e identidades disidentes, luego de que la idea resultara ganadora del Startup Weekend Women en septiembre del año pasado.

La aplicación SheQuipu busca crear una comunidad virtual de mujeres e identidades no binarias para que puedan viajar “juntas, seguras y de forma económica”. Funciona de manera similar a Tinder y Carpoolear, ya que permite al usuario “matchear” con otras personas que realicen viajes similares, que busquen experiencias en un momento del viaje en particular, compartir alojamiento, traslado o compra de paquetes 2×1, entre otras opciones. Realizarán el lanzamiento en el mes de marzo mediante redes sociales, que ya están funcionando bajo el mismo nombre de la app.

Las caras visibles y quienes lideran el proyecto son las tres mujeres participantes: Sofía Toscano (área de marketing y comunicación), Melina Toscano (área de sistemas) y Corina Manzelli (diseñadora e influencer). También trabajan junto a dos desarrolladores, Stefano Leone y Romeo Jovel.

SheQuipu se podrá descargar tanto en Android como en iOS y para ingresar será necesario validar la identidad a través de un mecanismo de seguridad para controlar los ingresos. Luego, quienes formen parte deberán poner fecha y destino del viaje para empezar a darle forma. Estará disponible en Argentina, aunque quienes la utilicen podrán coordinar allí viajes al exterior.

En principio, piensan consolidar la comunidad virtual para luego buscar financiamiento. Además, buscan realizar alianzas estratégicas con grupos de mujeres, universidades públicas y áreas estatales.

La idea es monetizar el proyecto a través de agencias de turismo, que ofrezcan diversas opciones o paquetes amigables al género mediante la app para diferentes sectores, a modo de publicidad. “Hay agencias de turismo locales que están muy interesadas en aportar y financiar la propuesta”, explicó Sofía.

Antes del lanzamiento oficial, realizaron pruebas mediante una página de Instagram que lleva el mismo nombre de la aplicación, donde ya se organizaron viajes a Bariloche, Brasil y Córdoba.

Además, el equipo de trabajo realizó una investigación de mercado para validar la idea, de la que se desprende que al 50 por ciento de mujeres y femineidades les gustaría realizan un viaje solas, pero hay tres factores que las detienen: el económico, el miedo a la soledad constante durante el viaje y la inseguridad por violencias hacia las mujeres e identidades disidentes.

El nombre SheQuipu deviene de la palabra inglesa “She”, para orientar a la comunidad de usuarios; y “Quipu”, de origen quechua, es un instrumento de cuerdecillas propio de pueblos originarios que posee nudos que representan una historia. “Queremos que mujeres y disidencias se encuentren, se sientas seguras y que guarden su historia en la aplicación, reivindicando las comunidades latinoamericanas”, explicó Sofía.

La idea resultó ganadora del Startup Weekend Women, un evento para promover el emprendedurismo y nacimiento de startups que se realiza a nivel global, que en este caso buscaba un eje diferencial en la perspectiva de género. Allí diseñaron durante tres días un MBP, o modelo mínimo de negocios, que fue seleccionado por el jurado local entre las diez ideas ganadoras de la ciudad de Rosario.

“En el rubro tecnología hay una brecha muy grande en género, participan muy pocas mujeres en el mundo del software y casi ninguna está en un rango jerárquico”, explicó Sofía, parte del equipo de SheQuipu y también de la comisión de mujeres del Polo Tecnológico Rosario, acerca de su paso por el Startup Weekend Women.

“Para participar del evento no era necesario que la idea tuviera un anclaje en género, pero nosotras creíamos que sí y que podíamos poner la tecnología al servicio de la perspectiva de género”, agregó.