El Tribunal de Juicio y Apelaciones de Paraná absolvió hoy por unanimidad al ex intendente de la capital entrerriana Sergio Varisco en el juicio que se le seguía por “peculado en grado de tentativa”, debido a un préstamo sin caución que se otorgó durante su gestión a una mutual, pero que no llegó a concretarse.

Así lo informaron hoy fuentes judiciales al señalar que los jueces Gervasio Labriola, Rafael Cotorruelo y Carolina Castagno también absolvieron de culpa y cargo al ex secretario de Legal y Técnica municipal, Walter Rolandelli; y al presidente de la mutual, Miguel Picazzo.

La causa, iniciada tras una denuncia del ex diputado provincial Gustavo Guzmán en 2017, investigaba el intento del municipio de hacer un giro de 1,5 millones de pesos a la “Mutual Modelo” sin seguro de caución en enero de 2016, a pocos días de asumir Varisco como jefe comunal de Paraná.

Varisco sólo estuvo presente en la primera audiencia, ya que presentó un certificado médico aduciendo “evitar cualquier estrés que pueda generar dolencia coronaria” y sus abogados aclararon que también padece problemas “psicológicos y psiquiátricos”.

El ex intendente cumple actualmente prisión domiciliaria tras haber sido condenado a fines de diciembre último a seis años y medio de prisión en el marco de otra causa por comercialización de estupefacientes.

Las fiscales Cecilia Goyeneche y Patricia Yedro solicitaron prisión condicional de dos años para Varisco; de un año y 8 meses para Rolandelli; y de un año y 10 meses para Picazzo; además de la inhabilitación perpetua de ejercer cargos públicos para los tres.

En su acusación señalaron que los 1,5 millones de pesos iban a destinarse a “préstamos para los empleados municipales, pero con 40% de interés” cuando la Mutual había recibido el dinero sin interés.

Por su parte, Varisco dijo que el préstamo cumplía “con todas las ordenanzas y normativas vigentes” pero que lo canceló “terminantemente” debido a “la incertidumbre económica” que existía en el municipio.

Esta tarde los jueces aseguraron que la maniobra formaba parte del presupuesto 2016 municipal como “adelanto a mutuales”, y había “suficiente respaldo normativo” para realizar el pago.

Para los jueces, “no hubo un acuerdo espurio y previo” entre los acusados ni “intentos de ocultar información”.

“La licitud de la operación estuvo siempre fuera de toda duda”, enfatizaron y concluyeron en que el propio Varisco fue quien “decidió no seguir adelante” con el pago.

Por otro lado, Varisco espera la fecha de inicio de otro juicio junto a su pareja, la concejala Claudia Acevedo, acusados de tener una conexión clandestina de electricidad en su vivienda.