Hoy la comisaría de barrio Candioti no permitirá el ingreso ni la salida de nadie a raíz de que un recluso manifestó tener coronavirus.

 

Todo se remonta al día de ayer, cuando un preso se escapó de la seccional 10° pero fue detenido a los pocos minutos en la calle.

De allí el recluso fue trasladado al Hospital Cullen porque aseguró haber mantenido contacto con una turista brasileña y presentaba síntomas compatibles con el coronavirus.

Fue demorado pero el hombre se volvió a fugar, esta vez desde el hospital permaneciendo durante varias horas prófugo.

La policía finalmente logró detener nuevamente al delincuente y fue llevado a la seccional 3° y allí se procedió a realizarle el test de coronavirus. Como tuvo contacto con todos los guardias se decidió el aislamiento de la comisaría entera.

A partir de ahora se esperan los resultados del test que se podrían llegar a conocer alrededor de las 20 horas del día de hoy.