El Mercado de Concentración de Fisherton volvió a congregar este martes a mucha gente. Y hoy también a más inspectores de la secretaría de Comercio Interior de la provincia, luego de que el viernes pasado se detectara un exponencial aumento de frutas y verduras.

En contacto con el secretario de Comercio, Juan Marcos Aviano, informó el refuerzo de los controles y anticipó sanciones a los puesteros que remarquen precios. Ilustró con dos ejemplos del fin de semana: las papas y las cebollas que superaron ampliamente los 450 pesos por bolsa, precio que no debería haber superado.

“Con el morfi de la gente no se jode”, aseveró Aviano. Y recomendó a los consumidores no comprar productos que noten excesivamente caro. “Los zapallitos están caros”, alertó.