Tenía 81 años y estaba internada desde hacía varios días.

Una mujer de 81 años que estaba internada en la Ciudad de Buenos Aires falleció este miércoles y se convirtió en la séptima víctima fatal del coronavirus en la Argentina.

Según informaron fuentes sanitarias, la mujer se encontraba internada en el sanatorio Otamendi, y el martes habían confirmado el diagnóstico.

El virus lo había lo había contraído de un contacto estrecho con un hombre de 82 años, que también se encuentra internado, y que había regresado de los Estados Unidos.