Eduardo Romagnoli, titular del “Islas Malvinas”, explicó que deben mantener “toda la estructura en funcionamiento, apta y preparada”. 

Una de las primeras medidas que tomó el gobierno nacional ante el brote del coronavirus fue el cierre de fronteras, algo que disminuyó al mínimo el tráfico aéreo en el país. En Rosario, el Aeropuerto Internacional «Islas Malvinas» continúa operativo, pero con guardias mínimas ante la llegada de vuelos privados, oficiales o de emergencia.

Así lo explicó el presidente del AIR, Eduardo Romagnoli: «El Aeropuerto Internacional Rosario está operativo, esto significa que, a pesar de que no hay vuelos regulares, el ente está atento a eventuales vuelos que pueda haber».

«La Administración Nacional de Aviación Civil (Anac), nos pide que mantengamos toda la estructura en funcionamiento por si llega un vuelo de la Fuerza Aérea, vuelos no regulares o ejecutivos. Seguramente habrá vuelos sanitarios, de emergencia o alternativos, como el proceso de repatriación. Si por algún motivo Ezeiza u otros aeropuertos no pueden recibir ese vuelo de repatriación, el AIR es un destino alternativo», señaló.

Romagnoli explicó que pese al cese de la mayoría de las conexiones, todavía hay actividad en Fisherton: «Tenemos que estar con toda la estructura en funcionamiento, apta y preparada para recibir a cualquiera de estos vuelos. Aún después de la cancelación de Copa, han seguido llegando vuelos, principalmente privados».

Con respecto al modo de trabajo que se está llevando a cabo en el lugar en estas semanas, el presidente de la institución apuntó: «Esto cambia día a día, la estructura de funcionamiento es de guardias mínimas, que en algunos casos reforzamos».

Además, se refirió al protocolo de seguridad e higiene que mantienen: «Todo el protocolo sanitario está funcionando de la misma manera que hace diez días atrás, lo vamos reforzando permanentemente. En términos del personal, hoy el control tiene una cuota de mayor rigor: los exámenes a cada pasajero y cada tripulación se hacían de una determinada manera y hoy los profundizamos».

«Hemos profundizado todo el trabajo que hacemos en el aeropuerto en lo que es higiene, limpieza y desinfección. Desde hace 10 días contratamos a una empresa especializada en en zonas sensibles como hospitales, clínicas y sanatorios. Hoy el aeropuerto recibe cuatro sesiones diarias de desinfecciones», detalló. Y añadió: «Estamos tomando todas las medidas posibles y con el correr de los días vamos a seguir ajustando».

Por último, Romagnoli opinó sobre las distintas decisiones que tomó Alberto Fernández para combatir el brote de coronavirus, como el cierre de fronteras: «Son medidas muy acertadas, tenemos distintos antecedentes en el mundo de países que las tomaron y lograron detener el crecimiento de la curva de infección. También tenemos ejemplos de lo que no hay que hacer, que son Italia y España, donde adoptaron las medidas pero con una semana de tardanza».