Aunque la actividad online creció un 25% por la pandemia, los expertos aseguran que se está muy lejos de un colapso, pero piden prudencia.

Aunque el colapso total de la red está descartado por los expertos, lo que sí puede ocurrir es que -con miles de familias cumpliendo cuarentena en su domicilio y una dependencia total de Internet para el trabajo y el entretenimiento- durante las horas de mayor afluencia, el servicio puede sufrir algunos altibajos. Para evitar esta saturación, es crucial la solidaridad y realizar un uso responsable de los recursos.

Las medidas adoptadas por el Gobierno para evitar la expansión del virus están produciendo alteraciones en el tráfico de Internet cotidiano. Desde Telecom indicaron que en la primera semana, los valores registrados se asemejan a los de un fin de semana con lluvia, con una variación estimada del 8% para los servicios móviles y un 27% para los consumos de datos fijos. Hay también un cambio de tendencia sobre el uso de herramientas para home office.

Por el aislamiento obligatorio, el amperímetro de Internet marcó una suba que va del 22% al 25% de tráfico constante, de acuerdo a la Cámara Argentina de Internet (Cabase). Sin embargo, la curva de uso sigue el mismo patrón de los picos nocturnos. Lo que significa que la actividad hogareña por ahora no registra niveles críticos en el acceso.

“El contexto es dinámico, de modo que estamos monitoreando la evolución de esta situación en tiempo real. Por los análisis realizados, hasta ahora, el comportamiento del tráfico y la capacidad que tiene la infraestructura de conectividad argentina, no vemos que haya riesgo de caída o degradación del servicio. Pero si es necesario, dado que el aislamiento de casi toda la población en sus hogares es un escenario inédito, un uso responsable de los recursos”, sintetizó Ariel Graizer el presidente de Cabase.

Desde Movistar, previendo un alza excepcional, recomiendan un uso moderado. Y sostienen que en los últimos días se incrementó 33% el tráfico de mensajería (WhatsApp, Facebook Messenger, Telegram), hubo un aumento del 25 % en juegos online y las comunicaciones de voz por Internet (VoiP) subieron más del 50%.

En este sentido, CenturyLink, empresa que se encarga de la distribución mayorista de Internet en el país, precisó que por el coronavirus, está constantemente revisando, refinando y actualizando la situación global y local, para garantizar la continuidad del suministro y los demás servicios que presta. Hasta la fecha, no registró inconvenientes en los enlaces internacionales de la red.

Ante un posible pico para los próximos días, desde Cabase argumentan que la premisa inicial fue superar el fin de semana largo. Porque como experimento social, ni siquiera en días de grandes tormentas o feriados nacionales hubo un porcentaje tan alto (cercano al 90%) de gente conectada, durante tanto tiempo, en plan de recreo.

“En los días restantes, gran parte de la gente dejará de consumir entretenimiento digital y se abocará al teletrabajo, una tarea que requiere menos datos. Lo que implica que el estrés de la red se irá reduciendo paulatinamente”, afirman.

El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) acordó con Netflix Latinoamérica una reducción de la definición en sus contenidos
(AP Photo/Dan Goodman, File)
El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) acordó con Netflix Latinoamérica una reducción de la definición en sus contenidos (AP Photo/Dan Goodman, File)

A nivel global, los servicios de video por streaming son uno de los grandes devoradores de bytes. Por este motivo, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) acordó con Netflix Latinoamérica una reducción de la definición en sus contenidos para garantizar la conectividad de todos los ciudadanos en Argentina.

“Luego de evaluar la situación, la compañía decidió comenzar a reducir los bitrates en todas las transmisiones nacionales, lo cual reduciría la cantidad total de ancho de banda utilizada en un 25%. El compromiso es mantener está condición durante 30 días, volviéndose a evaluar pasado ese período de tiempo”, explica desde ENACOM.

Esta semana, Mark Zuckerberg, señaló que el uso de sus servicios, entre ellos, WhatsApp, se duplicó desde que se decretó la pandemia. Y que Facebook está reforzando su infraestructura para dar respuesta al aumento de actividad.

Recomendaciones de expertos

Para colaborar con el bienestar general, una de las medidas elementales es el ahorro. Si en la casa hay varios televisores, a la hora pico, evitar que en cada uno se reproduzca un contenido diferente y lograr un consenso para que todos vean lo mismo en el comedor.

Evitar la réplica compulsiva de todos los videos que llegan a través de WhatsApp. Sobre todo, aquellos que intentan generar pánico a la población utilizando información falsa.

Si hay dispositivos que se conectan a Internet en la casa, desactivar aquellos que no sean necesarios. Sobre todo los celulares, ya que muchas aplicaciones siguen activas en segundo plano y se descargan actualizaciones.

Los programas de almacenamiento en la nube son algunas de las herramientas que más Internet exigen. Especialmente aquellas que tienen activada (desde los que guardan imágenes hasta los que realizan una copia de seguridad) la sincronización automática.

Las de herramientas de ocio de los jóvenes, como juegos online, las descargas directas de archivos o el uso de redes torrent para series y películas, reservarlas para los horarios de menos tráfico. La franja sugerida comprende desde la medianoche hasta las ocho de la mañana.

Quienes están en situación laboral remota, las operadoras recomiendan adoptar software de colaboración como Teams o Slack, basadas en texto, en lugar de abusar de las aplicaciones de videoconferencia, que consumen mucho más ancho de banda.