El FBI detuvo a uno de los hombres que integraba la lista de los diez más buscados. Se trata del líder de una secta religiosa mormona que está instalada en el estado de Utah y que promovía la poligamia, al tiempo que habría sometido a numerosos abusos a sus seguidores.

Warren Steed Jeffs, de 50 años, fue detenido al norte de Las Vegas, informó David Staretz, vocero del FBI. El hombre lidera la Iglesia Fundamentalista de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días y era buscado sospechado de abusos sexuales, de arreglar matrimonios entre menores de edad y hombres mayores.

Desde mayo, Jeffs integraba la lista de los 10 hombres más buscados por el FBI y ofrecían una recompensa de 100 mil dólares a quien brindara información que facilitara su captura.

Jeffs también está acusado de haber huido para evitar un juicio en su contra.