Asi como Los Beatles propusieron en su momento All you need is love, ahora Sting, ex líder de The Police, a punto de cumplir 52 años, publica su nuevo álbum con la mirada, el corazón y la garganta influidos por los sucesos que han ocurrido en el mundo desde los atentados del 11 de septiembre hasta la invasión de Irak. Y su antídoto contra la intolerancia y la guerra también es el amor. Sacred love (Universal) es el título del álbum que acaba de presentar en Madrid.

“Este disco es una reflexión sobre mi vida en los dos últimos años y refleja mis creencias, esperanzas y tristezas políticas y espirituales —explicó Sting—. Comencé a escribir las letras del álbum el día siguiente al 11-S. No quise escribir específicamente sobre aquella situación, pero cuando reviso las canciones que compuse siento aquel ambiente. Algo está pasando con el espíritu humano y a todos nos afecta. Seas norteamericano, inglés o del mundo islámico, lo que importa es que nuestro espíritu ha sido dañado”.

El disco contiene doce canciones y fue grabado en París durante la invasión norteamericana a Irak. “Resulta obvio que estuve en contra de esa guerra y que nunca me creí lo de las armas químicas. Pero prefiero mirar hacia delante. Lo que importa no es quiénes fueron los culpables, que es evidente, sino cómo la comunidad internacional se une para ayudar a Irak ahora”, sugirió.