El italiano Alberto Zaccheroni reemplazará al argentino Héctor Cúper al frente del plantel del Inter de Milán, según anunció hoy el club de la primera división del fútbol italiano. El detonante del despido fue el decepcionante empate 2-2 que el Inter logró ayer de visitante ante el modesto Brescia.

Sin embargo, la labor de Cúper al frente del Inter era muy criticada desde hacía meses, pues el argentino estuvo a punto de abandonar el club milanés ya a finales de la temporada pasada, después de que el equipo fuera eliminado en semifinales de la Liga de Campeones y se quedase de nuevo sin conquistar ningún título.

“El club agradece el trabajo prestado tanto al entrenador argentino como a su equipo, el técnico Oscar Armando Cavallero y el preparador físico Juan Manuel Alfano”, expresó el club en un escueto comunicado.

Poco después de informar sobre la destitución de Cúper, el vicepresidente del Inter, Giacinto Facchetti, anunció que a partir del miércoles el nuevo entrenador del primer equipo será Zaccheroni. Hasta entonces, se hará cargo del plantel Corrado Verdelli, que debutará en el partido del próximo martes en Moscú frente al Lokomotiv por la Liga de Campeones de Europa.

Cúper tenía contrato con el Inter hasta el 30 de junio de 2005, con un monto de 3,2 millones de euros (3,7 millones de dólares) por temporada. Según fuentes del Inter, Zaccheroni firmará precisamente por el tiempo de contrato que le quedaba al argentino.

Bajo la dirección de Cúper, el cuadro milanés no logró el objetivo que había marcado como obligatorio el presidente del club, Massimo Moratti, que exige la conquista del “scudetto” después de 14 temporadas.

Tras dos temporadas en el Inter, Cúper, décimo entrenador de la era Moratti desde 1995, deja el equipo italiano sin desprenderse de la etiqueta de “perdedor de finales” con la que llegó desde España. En su primera campaña en el cuadro interista, el argentino terminó en tercera posición de la liga tras perder en la última jornada el primer puesto de la clasificación. El año pasado finalizó segundo, aunque nunca estuvo cerca del “scudetto”. Además, fue eliminado en semifinales de la Liga de Campeones por su eterno rival, el Milan, frente al que perdió esta temporada en el primer clásico del campeonato por un abultado 3-1.

En España perdió dos finales con el Mallorca -la Copa del Rey y la Recopa de Europa- y otras dos con el Valencia, ambas en la Liga de Campeones.