Una joven venadense fue brutalmente asesinada ayer a primera hora de la mañana, presuntamente, en su casa por su ex pareja.

Se trata de Romina Tudor (29) quien se encontraba durmiendo con su actual pareja, Gervasio M. (34), cuando el ex concubino, Adrián C. (40) ingresó por la ventana de su domicilio, en Balcarce y 25 de Mayo en Venado Tuerto, y le asestó puñaladas letales frente a su actual pareja.

No obstante, la pesquisa policial sospecha que fue asesinada afuera del hogar, aunque esta circunstancia es materia de investigación.

El hecho ocurrió ayer a las 6.50 y la joven falleció antes de ingresar al nosocomio provincial Hospital Alejandro Gutiérrez. El presunto asesino está detenido e incomunicado y declarará hoy en sede del Juzgado de Instrucción de Venado Tuerto, a cargo del juez Eduardo Bianchini.

Conmoción en la ciudad. El hecho convulsionó la población, que se enteró ante dantesco espectáculo en la mañana de ayer. La joven era propietaria de una verdulería ubicada en Santa Fe y Roca y tenía una relación compleja con la ex pareja de la que fue socia, en otros emprendimientos de ese tipo.

Al parecer la ex pareja había ingresado en el domicilio de Romina y le había dicho a su actual pareja, Gervasio: “La cosa no es con vos. Dejame que charle con ella tranquilamente que vos no tenés nada que ver. Tenemos que arreglar cosas que a vos no te importan”, aseguran que le manifestado, palabras más, palabras menos.

Lo cierto es que son todas suposiciones en virtud de declaraciones de testigos y allegados. Aparentemente, no existió más de una puñalada que fue desde la clavícula hacia abajo y habría tocado arterias complicadas que le originaron un desangramiento letal.

Sangre fuera de la casa. Lo concreto es que en la escena del crimen aparecieron manchas de sangre en las inmediaciones del lugar más que en la propia casa lo que hace suponer que fue asesinada afuera del domicilio.

Todo hasta el momento continúa siendo misterio ya que todavía no se pudo establecer con certeza el lugar del crimen. Más allá de que se presupone que fue asesinada afuera del domicilio y no en la propia habitación como se sospechaba en un primer momento. Lo cierto es que las abundantes manchas de sangre se encontraron afuera de la vivienda de Balcarce y 25 de Mayo.

Sin antecedentes y con celos.El presunto asesino, Adrián C. (40), no tiene antecedentes policiales y estiman que se trataría de un caso de celos. Esa pasión enfermiza habría derivado en el aberrante hecho cometido en la mañana de ayer en Venado Tuerto y que generó conmoción en la ciudadanía, que todavía no sale de su asombro ante tamaño hecho policial.

Las autoridades policiales en sus primeras investigaciones quieren saber si el crimen se cometió afuera o dentro del domicilio donde Romina dormía con su pareja Gervasio. Los indicios muestran que las manchas de sangre fueron encontradas en las adyacencias de la vivienda. No obstante se especula que pudo haber sido apuñalada adentro y al salir la joven recién se registran los rastros.