Ahondando en el tema, Enrico explicó: “Estamos manifestando la preocupación por algo que se viene dando en la provincia de Santa Fe hace tiempo que es el retiro de los gendarmes para ser enviados a Buenos Aires, sobre todo en lugares que son zonas de paso, ciudades que necesitan la presencia de más fuerzas de seguridad para palear el delito. Además son sitios donde Gendarmería debe tomar medidas estrictas de control contra el narcotráfico, porque son fuerzas federales”. El funcionario, quien también realizó un planteo en la cámara Alta santafesina expidiéndose al respecto, pidió a la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner,  y al ministro de Defensa, Agustín Rossi, “que reviertan esta medida que también se da en otras ciudades santafesinas, para que no se nos quiten más gendarmes y menos a los venadenses que necesitamos mantener en apelación esto, más aún cuando  se aportó un espacio físico para que funcione el destacamento de esta fuerza”.

Asimismo, el mandatario regional, sostuvo que “necesitamos en el sur de la provincia que refuercen todos los lugares que son vulnerables al delito y no que se achiquen”. En este sentido, indicó que el retiro de los efectivos, “nos alarmó porque el gobierno nacional la destinó a lugares que entendió que eran más conflictivos, pero quedó desprotegida la red de rutas nacionales claves que cruzan Santa Fe, ” dijo.

Plan Nacional

El Gobierno activó en los últimos días un plan nacional de seguridad, que lleva la firma de la presidenta Cristina Kirchner; el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina; y los ministros del Interior y Transporte, Florencio Randazzo; y de Seguridad, Arturo Puricelli, que apunta a “fortalecer y colaborar” entre las fuerzas federales y las provinciales a través de un decreto.

En los considerandos, se explicitó que se buscará dar “aquellas herramientas y recursos que coayuden al combate del delito y la criminalidad y permitan asimismo generar ámbitos de coordinación y relación interjurisdiccional”.