El último censo nacional, ralizado en 2010, arrojó que la mayoría de las pequeñas localidades del sur santafesino habían decrecido en cantidad de habitantes. Desde hace dos años, ese fenómeno se revirtió en los pueblos cercanos a Venado Tuerto que vieron incrementar su población y aumentó considerablemente la demanda de terrenos para construir. Inseguridad, precios accesibles para conseguir un lote hicieron que muchos venadenses optaran por radicarse en pueblos cercanos tales como Murphy, Chapuy, Carmen, San Francisco, San Eduardo o Cafferata, entre otros.

El motivo principal del fenómeno, que se da en otras ciudades similares de la provincia y en las grandes urbes, es el precio de los terrenos en esos pueblos y otro que no es un detalle menor: la inseguridad en Venado Tuerto. “Mucha gente busca vivir en pueblos tranquilos como San Eduardo y que está a 20 kilómetros de Venado Tuerto”, dijo el presidente comunal Enzo Lerotich quien agregó que “la demanda de terrenos es constante. Pero hay problemas con muchas escrituras y prácticamente no hay lotes disponibles”.

Dentro de los pueblos que más crecieron se encuentran Murphy y Chapuy. El primero, está a 20 kilómetros de Venado y se accede por la ruta 33. Chapuy se encuentra en el cruce de las rutas 8 y 90, a unos 30 kilómetros. Esta localidad, en los últimos años vio incrementada su población en un 20 por ciento, mayoritariamente con venadenses.

Miguel Ramírez es el comisario de Chapuy y hace ocho años compró un terreno y luego edificó su casa. “Lo que más valora la gente es la tranquilidad. Prácticamente no hay hechos de inseguridad. Acá se puede criar a los niños libremente y eso es algo muy valorable sobre todo cuando tenés hijos chicos”.

La localidad tiene unos mil habitantes, casi el doble de lo que tenía hasta hace una década. La clave del crecimiento está dada por la conectividad ya que por ruta 8 en pocos minutos se llega a Venado Tuerto. “Mucha gente radicada acá se va a trabajar todos los días a Venado. En 15 o 20 minutos estas”, dijo Ramírez. Los precios de los terrenos orillan los 60 mil pesos; mucho más barato que en Venado.

En San Francisco se observa una demanda aunque la realidad en esa pequeña localidad de 400 habitantes es mucho más compleja. Está ubicado a unos 20 kilómetros por camino de tierra. El problema es cuando llueve y el pueblo queda aislado. No obstante hay mucho interés por parte de venadenses.

Su mandatario comunal, Ignacio Freytes, explicó que “hay demanda de terrenos pero lo que sucede es que muchos de ellos están en sucesión o presentan algunas irregularidades en la escritura. En San Francisco hay muchísimos terrenos pero no todos a la venta”.

Oferentes. A unos 20 kilómetros de San Francisco y a unos 40 de Venado Tuerto, se encuentra Cafferata; localidad de unos 2.500 habitantes. Allí también hay demanda de terrenos y el mandatario comunal, Daniel Gabbi, confirmó la tendencia. “La verdad que nos asombró la demanda que hay de terrenos. El otro día pusimos seis a la venta y se presentaron veinte oferentes. Quedamos sorprendidos”.

En Murphy la demanda de terrenos es incesante. Ya sea para construir casas como para la adquisición en el parque industrial. De hecho, no hay lotes en el parque industrial y las autoridades evalúan ampliarlo. Murphy tiene cuatro mil habitantes y su cercanía con Venado hace que muchos quieran radicarse. Actualmente hay en construcción más de 50 casas al mismo tiempo, una cifra asombrosa.

El jefe comunal, Marcelo Camussoni, contó que “prácticamente no se consiguen albañiles por la cantidad de trabajo. Sólo de casas del plan Procrear hay alrededor de 20 en construcción. Constantemente nos consultan de todas partes por la posibilidad de acceder a un terreno aunque principalmente es gente de Venado Tuerto”.