El cuestionado abogado, aspirante a defensor adjunto de Rosario, explicó su vinculación con las defensas de Jáuregui y Zacarías, y detalló por qué lo sorprendieron las objeciones del poder político. Enrique Sirio cuestionó las declaraciones de Gabriel Ganón y confirmó que no estuvo presente durante su examen, como parte del jurado evaluador.
Enrique Sirio (LT9)

“A esta altura tengo que ser bastante sincero en pensar que uno es soberbio al creer que la trayectoria lo avala”, reconoció el letrado. “Creo que me dio la sensación que podía asumir cualquier caso porque cuando uno lo hace correctamente y profesionalmente sabe que no puede caer en una zona gris”, agregó.

Respecto de los casos con los que se lo relaciona, explicó que renunció a la defensa del narco rosarino apodado “El Delfín” Zacarías pero sí representa a la familia de éste, “que dice que se está muriendo porque tiene fibrosis quística y está preso”. En cuanto a su relación con la causa que involucra a Luciano Adolfo Jáuregui, subjefe del Ejército, negó que haya hecho una defensa política del imputado.

“El hijo me pidió que le haga el patrocinio en Rosario porque él estaba en Buenos Aires y los escritos se deben presentar en Rosario. Se presentó el descargo, pero no hay ninguna defensa política, no hay ningún escrito mío”, dijo de modo tajante.

En ese contexto, Sirio cargó contra el defensor General de la provincia, a quien acusó de falsear la verdad. Tal como lo relató, “el Dr. Ganón dice que me hizo preguntas pero no estuvo presente” como parte integrante del tribunal que evaluaba los concursos. “Dice que yo hice una defensa política del Dr. Jáuregui pero eso no es cierto”.

Por último, confirmó que se tomará el fin de semana para evaluar la posibilidad de “dar un paso al costado” respecto de su postulación, teniendo en cuenta la polémica y los cruces que la misma ha generado.