Conrad Murray, quien fuera médico personal del fallecido cantante, abandonó a primera hora de hoy la prisión californiana en la que cumplía condena por homicidio negligente.

 

Conrad Murray, quien fuera médico personal de Michael Jackson, abandonó a primera hora de hoy la prisión californiana en la que cumplía condena por homicidio negligente. Fue condenado a cuatro años en 2011.

 

El cardiólogo había sido condenado en noviembre de 2011 a cuatro años de prisión por la muerte del rey del pop, que falleció el 25 de junio de 2009 por sobredosis del tranquilizante propofol.

 

Un despacho de la agencia de noticias DPA que cita a medios estadounidenses recordó que en California es posible conseguir una reducción de la condena por buena conducta.

 

Según anticipó el viernes la abogada del médico, el objetivo de Murray es volver a ejercer su profesión.

 

Fuente: Télam