La parroquia Natividad del Señor difundió ayer las imágenes a través de las redes sociales. El cura esperaba este encuentro con Bergoglio.

El padre Ignacio Periés fue recibido en Roma por el Papa Francisco. Ayer, desde la parroquia Natividad del Señor subieron dos fotos al perfil oficial de Facebook que muestran el emotivo encuentro, con la leyenda “Gracias Papa Francisco por recibir al Padre Ignacio. Cuando Bergoglio fue elegido para ser obispo de Roma, el cura de barrio Rucci confesó que le gustaría verlo.

Las fotos publicadas en las redes sociales se replicaron rápidamente. A sólo cuatro horas de que las subieran, más de 15 mil personas pusieron “me gusta” y las compartieron más de 8 mil veces.

Y no faltaron comentarios elogiosos como “Le pido al Señor humildemente que siga iluminando al Papa Francisco, al padre Ignacio y a todos aquellos hombres y mujeres que tienen su gracia para ayudar a quienes los necesitamos”. Otros fueron más efusivos: “Por Dios ¡qué potencias! Creo que no nos hemos dado cuenta las maravillosas personas que tuvimos y tenemos en Argentina”. “Dos potencias de la fe” y “los dos argentinos más grandes”.

El padre Ignacio viajó a Roma la semana del 8 de septiembre pero recién ayer se dio a conocer la noticia de que había sido recibido por el Papa. El cura de la Cruzada del Espíritu Santo conocía a Jorge Bergoglio desde hace 15 años y había tenido unas 5 reuniones con el cardenal. Cuando el cónclave mostró la fumata blanca Periés festejó y se emocionó al escuchar el nombre del obispo argentino. “Lo conozco. El sabe qué es la pobreza, es un hombre humilde, muy sencillo de corazón”, expresó en ese momento.

De todos modos, admitió que no se le pasó por la cabeza que Bergoglio llegaría a ser Papa. Sin embargo, “fue tan emocionante”, que le devolvió “la alegría de ser sacerdote”, dijo.

Conocedor del nuevo Papa, el emblemático cura de barrio Rucci destacó la “argentinidad” de Bergoglio: “Que nadie crea que se va a olvidar del país; todo lo contrario, es un argentino con todo el sentido de la palabra”. De esta manera, para Periés, “el nombramiento es una bendición para el país y servirá para que ocupe un lugar muy importante en el mundo”.

“Hay que escuchar al pueblo de Dios; eso es muy importante y Bergoglio tiene la capacidad de hacerlo por su contacto con los que más necesitan. El Espíritu Santo lo va a iluminar. Además, cuando uno predica el Evangelio atrás del escritorio es una cosa, pero cuando lo hace en el sufriente, en el que mendiga, en el subte o en el colectivo, es distinto. Y esa es la visión que tiene Bergoglio. La que le va a dar la respuesta a los que la necesitan. Ese acercamiento le va a servir, pero hay mucho por resolver”. Estas palabras pronunciadas por Periés apenas fue elegido Francisco se podría decir que fueron casi proféticas, por lo que ha demostrado Bergoglio en lo que va de pontificado.

Papa Francisco-Padre Ignacio

Fuente: La Capital