La decisión del ídolo pop molestó a sus fans que llegaron a pagar casi 1.900 pesos por un Campo VIP, y muchas de ellas arrojaron botellas y otros objetos al escenario, luego de que Bieber se retirara. El cantante canadiense Justin Bieber suspendió anoche el show que estaba  brindando en el estadio de River Plate cuando promediaba 45 minutos  de actuación alegando una descompostura.
La decisión del ídolo pop molestó a sus fanáticas que  llegaron a pagar casi 1.900 pesos por un Campo VIP, y muchas de  ellas arrojaron botellas y otros objetos sobre el escenario, luego  de que Bieber se retirara.
Igualmente, la producción del espectáculo intenta reprogramar  el concierto para hoy o mañana, por lo que los tickets del domingo  serían validos para esta nueva presentación.
El ídolo de millones de adolescentes en el mundo, explicó  horas antes del show, que se encontraba descompuesto, al escribir  en su cuenta en la red social Twitter, “no me siento bien.  Actualmente sigo bastante enfermo. Argentina tengo un show que  hacer. Las amo”.
“Esto es horrible #enfermo comida intoxicada”, escribió luego  Bieber, que el sábado dio su primer show en River Plate ante un  estadio Monumental repleto, y allí se encontraba en perfecto  estado.
Desde la producción del espectáculo se anunció la suspensión  del concierto y se ofrecieron las disculpas del caso, pero  igualmente eso no tranquilizó a los fans, que se manifestaron muy  molestas.
La gira sudamericana de Bieber viene siendo muy agitada, ya  que en Brasil también suspendió un recital cuando le arrojaron una  botella de plástico desde el público, lo que lo molestó y lo llevó  a abandonar el escenario.
El sábado, los directivos del Hotel Faena le pidieron a la  producción que Bieber fuera trasladado a otro alojamiento, para  traerle tranquilidad a los huéspedes y al barrio de Puerto Madero,  alterado por los gritos de cientos de fans.
Finalmente Bieber fue trasladado al complejo Nordelta, donde  dormirá, hasta el final de su primera y accidentada visita por la  Argentina.

Fuente: Télam