Con gol de Malcorra de tiro libre, el Tatengue pudo hacer poco ante Aldosivi y cayó por 1 a 0, prácticamente no generó situaciones el conjunto de Sava, que fue superado durante todo el encuentro por su rival. Fue el peor partido del Rojiblanco en el torneo y ya no está más en zona de ascenso. 

Unión perdió anoche ante Aldosivi por 1 a 0, cortándose así una racha de 7 partidos sin derrotas, aunque llevaba 4 sin ganar, lo que termina de alejar conjunto de las posiciones de ascenso. Si bien no está lejos, el haber sumado 4 de los últimos 15 puntos permitió que otros equipos alcancen y hasta superen la línea del equipo de Sava.

Pero más allá de lo matemático y del resultado, lo más preocupante es el rendimiento del Tate, que al flojo rendimiento en defensa que acarrea desde hace ya algunos encuentros, este miércoles le agregó el poco peso ofensivo, casi nulo, que era lo que en definitiva le había permitido sumar en los últimos partidos: los errores del fondo se compensaban con el poder de fuego arriba, pero esta vez lo segundo quedó en deuda, y así Unión se volvió de Mar del Plata con las manos vacías.

A poco de comenzado el encuentro en el estadio mundialista, Islas se convirtió en el mejor de Unión, ya que a los 9 minutos desde un tiro de esquina vino un centro al segundo palo, un jugador cabeceó y el arquero tapó el pelotazo que tenía destino de gol. Enseguida apareció Islas otra vez luego que Malcorra, por la derecha del ataque, hizo una buena jugada y remató fuerte al primer palo, pero el guardameta mandó el balón afuera.

A los 12’ apareció otra vez Malcorra, que desbordó por el lado izquierdo del área y sacó un disparo que salió apenas afuera. A esa altura el dueño de casa ya dominaba el partido con un control total del medio campo, llegando con facilidad al área de Unión.

Y Malcorra, el más peligroso de Aldosivi, fue el que puso el 1 a 0 con una excelente ejecución de un tiro libre, pegándole con mucha “rosca” al primer palo. Iban 15 minutos.

A los 17’ el “Tiburón” metió una buena contra, aprovechando los espacios, e Islas tuvo otra notable aparición para sacar un tiro a colocar que tenía destino de red.

En esos primeros 20 minutos de partido Unión fue claramente superado por el rival, que tranquilamente pudo estirar la ventaja de no ser por el arquero rojiblanco. Luego, de a poco, trató de dar más pelea en el medio y salió a buscar el empate. Recién a los 29’ llegaría por primera vez al arco de Aldosivi. Fueron dos situaciones claras en una misma jugada: primero vino un centro, el arquero salió mal y Correa ganó arriba, exigido alcanzó a cabecear y un defensor sacó el balón sobre la línea; y enseguida fue Moreno el que dentro del área hizo una pirueta para rematar “bombeado” al arco, pero Campodónico voló y despejó de un manotazo.

Pero el local respondió rápidamente, a los 32’, y aprovechando un horror de la última línea del equipo rojiblanco, cuando un defensor quiso despejar el balón, rebotó en un delantero y la pelota le quedó a Imbert, que definió cruzado y apenas desviado.

Pero nada más pasó en los 45’ iniciales. Esas llegadas fueron apenas un amague del elenco santafesino, que veía como el local controlaba las acciones.

En el segundo período, antes de los 2 minutos Aldosivi llegó con un tiro de Imbert que se desvió en Correa y salió muy cerca. Y a los 4’ otra vez el mismo atacante remató bajo y al primer palo, pero Islas mandó al corner.

A los 10’ fue Malcorra tuvo una clarísima situación cuando quedó mano a mano, pero con una notable reacción Islas contuvo abajo el tiro cruzado.

Tras esas llegadas, el encuentro, que no era bueno, terminó de caer en un pozo. Unión se adelantó en el campo y, aún jugando muy lejos del arco rival, evitó que le llegaran con tanta facilidad. Pero fue eso y nada más. El empate parecía una quimera. De hecho hubo que esperar hasta los 40’ del complemento para contabilizar su primera llegada con riesgo al arco de Campodónico. Fue luego de un corner en el que el local no pudo despejar y, tras varios rebotes, el arquero logró hacerse de la pelota.

En el final el Tate apretó un poco en ataque, pero fue a puro empuje, sin fútbol, con desesperación, y tuvo un par de aproximaciones, pero no le alcanzó. A pesar de perder por la mínima diferencia, perdió bien, aunque más que el resultado preocupa el rendimiento del conjunto rojiblanco, que tendrá la oportunidad de recuperarse el próximo martes cuando reciba en el 15 de Abril a Atlético Tucumán.

 

Fuente: Soy Deportes