El ministro de Justicia expone hoy en la Comisión Bicameral; críticas de Massa por el futuro papel del Estado. Comienza una semana clave para el futuro del nuevo Código Civil y Comercial.

 

 

Después de que el Gobierno presentó su predictamen el jueves pasado, el ministro de Justicia, Julio Alak, irá hoy al Congreso para explicar los cambios que introdujo la Casa Rosada en su proyecto de reforma. Acompañado por el secretario de Justicia, Julián Álvarez, el ministro se reunirá desde las 14 con los 30 diputados y senadores que integran la Comisión Bicameral encargada de analizar los cambios.

 

El objetivo del Gobierno es que este año, al menos, se pueda aprobar en el Senado y no se pierda así el trabajo de todo un año. El apuro de la Casa Rosada busca, además, retomar la iniciativa política en un cierre de año complicado por la ausencia de Cristina Kirchner, de licencia por enfermedad hasta hoy, y la derrota electoral del 27 de octubre. La Casa Rosada intentará aprobar esta iniciativa y mostrar ello como un triunfo político.

 

Ayer quien habló del tema fue el diputado electo Sergio Massa, que afirmó que si la discusión se postergara para después del 10 de diciembre, cuando se produzca la renovación legislativa, su bloque votaría en favor de una parte del proyecto y en otra plantearía objeciones.

 

Massa, como el resto de los diputados elegidos este año, jurarán el próximo 4 de diciembre. Si el debate se posterga en la Cámara baja, como se prevé, el Frente Renovador estará en condiciones de hacer oír su voz.

 

Si bien Massa avalaría cambios al Código Civil, ayer se sumó a las críticas sobre algunos puntos del proyecto. El todavía intendente de Tigre dijo que el debate sobre excluir la responsabilidad del Estado de las demandas civiles, como propone la iniciativa oficial, “está mal planteado”. “En términos generales es importante que la Argentina tenga un nuevo Código Civil, pero hay cuestiones observadas como el tema de la responsabilidad del Estado, o la eximición de responsabilidades, que es un tema a discutir y replantear, porque está mal planteado”, sentenció Massa.

 

 

Negativa opositora

 

Buena parte de la dirigencia opositora cuestionó ese aspecto de la reforma. “Muchas veces la ley sale con el voto general y se modifica el texto con el voto en particular”, puntualizó Massa en diálogo con Radio Mitre, para dejar en claro que podría acompañar la iniciativa, pero con algunos cambios.

 

Además de Massa, varios opositores encendieron una luz de alerta respecto del debate sobre la responsabilidad de los funcionarios públicos.

 

“El proyecto del oficialismo es muy malo y restrictivo; insistiremos en que esa responsabilidad, al igual que la de los funcionarios, esté incluida en el nuevo Código Civil”, consideró el radical Ricardo Gil Lavedra. Graciela Camaño, aliada de Massa, abundó: “Es una barbaridad; sería mejor calificarlo como proyecto de «irresponsabilidad del Estado». Va en línea con la nueva ley de cautelares, que deja indefenso al ciudadano frente al poder del Estado”. Desde el sector que conduce Francisco de Narváez se expresó Gustavo Ferrari, que consideró que “con este nuevo código se limitan los derechos individuales a los derechos de incidencia colectiva”.

 

Mañana, en tanto, se espera la presencia de Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia, que lideró la comisión de juristas que redactó la norma que después fue presentada a la Casa Rosada para que hiciera sus modificaciones. Y pasado mañana la Comisión Bicameral emitiría dictamen para que sea aprobado en la sesión del Senado del 27.

 

En forma paralela, el oficialismo avanzará con una ley especial sobre responsabilidad del Estado. El Frente para la Victoria en la Cámara de Diputados pretende sacar dictamen mañana para que se debata en la última sesión del año. Ya está convocado un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales y de Legislación General.

 

Hasta el miércoles próximo se pueden emitir los dictámenes para votar el 27, a tres días de que finalice el período ordinario. El 10 de diciembre se producirá la renovación parlamentaria y caen los despachos que no se trataron en dos años. Como en el Código Civil y Comercial se excluyó el tema, el Poder Ejecutivo avanzó rápido con una ley aparte. La bancada del Frente para la Victoria impulsó para mañana, a las 11, un plenario de las comisiones para emitir dictamen. Diana Conti, presidenta de Asuntos Constitucionales, consideró que el proyecto diseñado por el Gobierno “toma la doctrina de la Corte Suprema”.

 

 

Fuente: La Nación