El pasado jueves la Cámara de Senadores dio sanción definitiva al proyecto, del diputado del Frente para la Victoria, Leandro Busatto, para nombrar Francisco “Paco” Urondo al Centro Cultural Provincial. Desde la Asociación Amigos manifestaron que la noticia les causó “sorpresa y desagrado”.

 

En los últimos años al menos tres proyectos con características similares habían ingresado a la Legislatura provincial pero sólo logró prosperar el del diputado Busatto quien consideró que la sanción de esta normativa reivindica una lucha de diez años. Sin embargo desde la Asociación Amigos del Centro Cultural cuestionaron la elección del nombre y pidieron hacer foco en las diversas problemáticas que afronta el espacio cultural ubicado en esta Capital.

 

“Para nosotros es un avance enorme que en estos 30 años de democracia, Santa Fe rinda homenaje a su primer director de Cultura pero además a un escritor, poeta y militante político comprometido con los ideales de esa época. Nos parece importante que el Centro Cultural tenga el nombre de alguien cuya militancia trascendió los sectores políticos y cuya palabra muchas veces fue silenciada”, expresó el legislador, autor de la iniciativa.

 

Por su parte, Felipe Cherep, presidente de la Asociación Amigos del Centro Cultural Provincial, sostuvo- en una entrevista realizada en el programa televisivo “Santa Fe Directo”, que la noticia les “causó sorpresa y desagrado”. “Hace algunos años atrás, no menos de seis, se produjo una erupción parecida y con un rechazo generalizado de la opinión pública”.

 

Pero ahora “pareciera como que (los legisladores) quedan con la conciencia tranquila poniéndole un nombre al Centro Cultural, un nombre bastante opinable, por cierto, porque en alguna oportunidad nosotros habíamos propuesto el nombre de José Pedroni, más adelante se había hablado de Ariel Ramírez, pero nada de eso tuvo ningún tipo de respuestas”, afirmó.

 

Por otro lado, Cherep, se preguntó si “saben los legisladores de las necesidades de funcionamiento del Centro Cultura, si tienen idea de la construcción de un baño para discapacitados, si tienen conocimiento del tremendo gasto que hay con los artefactos lumínicos de desgaste permanentes, si saben que funcionan decenas de talles con miles de alumnos que nunca fueron becados por las cámaras legislativas (pero ellos se preocupan por ponerle un nombre al Centro Cultural), nos interesaría saber si conocen del tremendo costo que supone ser sede de la Orquesta Sinfónica Provincial y del Ballet provincial. De nada de esto hemos obtenido respuestas alguna vez”.
Sobre esto, el diputado Busatto, expresó que “una cosa es el nombre que le corresponde por ley y otra cosa es el funcionamiento del que debe estar atento el Ministerio de Innovación y Cultura por lo que nos comprometemos a investigar qué es lo que está ocurriendo”.