Cansado de los dimes y diretes de la rubia con la prensa y con Mauro Icardi, el jugador no quiere que ella “ventile más intimidades”.

El amor inspira elocuencia, unas extrañas ganas de gritar a los cuatro vientos quién es el ser amado, qué se hace con el ser amado, en qué momento se piensa en el ser amado, etc. Y si se tiene acceso a las redes sociales, como es el caso de Wanda Nara, la expresión del cariño puede ser insoportable.

 

Cansado de la tertulia mediática originada por Wanda Nara desde que llegó a Argentina, Maxi López le pidió a sus abogados que la blonda no hable más de él ni de sus hijos. Hoy a las 8 de la mañana, los hombres presentaron en los Tribunales de San Isidro una medida cautelar para que ella no “ventile más intimidades”, según indica el escrito.

 

Es que esta semana, se publicaron varias entrevistas de la modelo hablando de su separación y se pudo ver un intercambio infinito de tuits entre la rubia y Mauro Icardi, con quien tendría una relación que aún no quiso oficializar.

 

Además, se rumoreó, por un comentario de Wanda, que López habría dejado embarazada a la supuesta tercera en discordia, Jessica Vella.

 

Enterada, quizás primero por los medios, Wanda replicó por Twitter que ella no ha metido a sus hijos ni a Maxi en medio de sus conversaciones amorosas o frente a la prensa y que siempre defenderá a quien fue su pareja. Antes de las quejas, la mediática publicó una foto de uno de sus hijos tomando el desayuno. ¿El bozal incluirá la no publicación de imágenes familiares?

 

Fuente: La Nación