La directora de Políticas de Género se manifestó respecto de la reglamentación de la Ley de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres que diera a conocer el Gobierno de la provincia en el día de ayer. “Es la mejor ley que pudimos conseguir porque trabajamos en forma colectiva”, expresó.

 

Entrevistada en el programa “Santa Fe Directo”, Mercedes Martorell, consideró que al haber trabajado interministerialmente y con los diferentes colectivos “le ha dado a nuestra ley una impronta muy especial, pensando en el sentido más amplio de la mujer”.

Asimismo destacó que la norma “tiene un nivel de conceptualización más amplio, este es el hallazgo más importante”. Respecto de la función que tendrá la Dirección que ella comanda, dijo que ésta “va a ser quien coordine las acciones porque en la provincia trabajamos este tema de manera trasversal” y detalló que “tenemos una red de casas de amparo y tenemos una comisión interministerial por lo tanto lo que hacemos es ir consolidando estos procesos para llegar al territorio de manera más articulada para que los municipios y comunas puedan abordar esta problemática”.

Respecto de las casas de amparo, Martorell, expresó que son once distribuidas en los cinco nodos pero aseguró que si bien se trata de “situaciones puntuales, no nos pone orgullosos tener estos lugares” porque “consideramos que el que tiene que salir de la casa es el agresor no las mujeres y los niños pero a veces no es posible”.

Consultada acerca de lo que aún resta por hacer, la directora de Políticas de Género, manifestó que “nos falta el Consejo Consultivo- que pensamos que en febrero lo vamos a estar implementando – en el que figure la comunidad para que nos ayuden a pensar políticas públicas y seguir avanzando en la concientización” porque todavía “vivimos en una cultura que avala este tipo de violencia”.