La familia Beckham está de mudanza. Pasan del llamado “Beckingham Palace”, en Hertfordshire, en las afueras de la ciudad, a una exclusiva mansión en Londres.

 

Que David ya no juegue al fútbol y que Victoria ya no triunfe como una estrella del pop, no significa que sus arcas hayan mermado. El, excapitán de la selección inglesa, es uno de los modelos de publicidad más reclamados. Ella, ex Spice Girls, es una cotizada diseñadora. Por este motivo, y con el fin de dar un cambio a sus vidas, se fueron al mismísimo centro de la capital londinense.

Claro que aún deben esperar para llevar todas sus pertenencias al nuevo lugar, pues el matrimonio ha decidido invertir cerca de 6 millones de euros en renovarla y adecuarla a sus necesidades.

Además, Victoria habría solicitado la ayuda de su amiga, la decoradora Kelly Hoppen, para que se ocupe de todos y cada uno de los detalles de los interiores de la nueva casa. La ex Spice Girl guarda una muy cercana amistad con la decoradora a quien ya antes le había confiado la redecoración de la casa de Beverly Hills cuando Bekcham jugaba en Los Ángeles Galaxy.

 
Cómo es la nueva mansión Bekham

Su nuevo hogar cuenta con siete dormitorios, así como con una piscina, una sala de cine, una biblioteca y una habitación del pánico. Además de esto, se prevé que Victoria le añada un salón de peluquería, así como una gran habitación para su colección de zapatos.

Sus hijos Brooklyn, de 14 años; Romeo, de 11; Cruz, de 8; y su hija Harper, de 2, ocuparán la segunda planta de la casa, que cuenta con tres dormitorios, todos con baño. La planta baja incluye un despacho, un gimnasio y sala de masajes, además tres habitaciones para el servicio, un pequeño jardín y un garaje subterráneo donde David tendrá su gran flota de automóviles.

Con el fin de preservar su intimidad, el personal y la seguridad entrarán y se marcharán de la casa a través de un túnel que los llevará sin ser vistos a una segunda propiedad.

El matrimonio no piensa en escatimar recursos e instalará un sistema de sonido para que la música se pueda escuchar en todas las habitaciones y pueda ser controlada en todo momento con un ordenador o un teléfono móvil. Además David y Victoria han planeado instalar televisores de plasma impermeables en cada uno de los cuartos de baño.

Antes de la mudanza, la familia disfrutará de unas vacaciones en L.A. “La finca de Hertfordshire se ha vendido, así que están entusiasmados con pasar sus últimas navidades en familia en Beckingham Palace antes de salir de viaje para pasar Año Nuevo de relax en Los Ángeles”, comentó una fuente cercana a los Beckham en la edición británica de ¡HOLA!.

Se comenta que David y Victoria han vendido su casa de Hertfordshire, conocida como Beckingham Palace, por 14 millones de euros. Los Beckham la habían comprado en 1999, tres meses después de su boda, por 3 millones de euros.