La cantidad de autos y camiones que superan la velocidad máxima se redujo en forma significativa en la avenida, cuando comenzaron los controles. Esta tendencia se registra también en Aristóbulo del Valle y la costanera.
“Siguiendo algunos números la reducción es sustancial”, comenzó diciendo Mariela Uberti, subsecretaria de Control del Municipio, quien detalló que en las avenidas Almirante Brown y Aristóbulo del Valle se redujeron “en un 85% el nivel de infracciones”, mientras que “en Alem- que es uno de los más recientes- la disminución fue del 75%” lo que “muestra que esta herramienta es efectiva”.

Consultada acerca de si el Municipio planea colocar más de estos artefactos en otros puntos de la ciudad, Uberti dijo que “está pensado colocar en otros puntos porque ha sido una herramienta muy efectiva”.

“Lo importante es crear conciencia de que hay que respetar las normas. Lo que se intenta es disuadir conductas que derivan en perjuicios para la propia ciudadanía”, manifestó para finalizar.