El secretario de Seguridad de la provincia, Matías Drivet, se refirió a los hechos ocurridos en el día de ayer en Rosario y Villa Gobernador Gálvez. En total hubo 65 detenidos y cuatro armas secuestradas. “Existen aprovechadores que en esta época del año generan algún tipo de movida a los efectos de conmover la paz social”, sostuvo y destacó la inmediatez con la que actuó la Justicia.

Matías Drivet (LT10)


En diálogo con LT10, Drivet, manifestó que desde hace un tiempo, “estábamos trabajando en la hipótesis de que estos hechos aparecen en los fines de año” por esto “la semana pasada tuvimos reuniones con las Cámaras de supermercadistas en Santa Fe y esta semana lo íbamos a hacer en Rosario”.

Previendo esta situación es que “no nos sorprendieron estos hechos porque nosotros teníamos desarrollado un plan de contingencia” que se “se puso en práctica ayer y funcionó a la perfección porque pudieron evitarse intentos de actos vandálicos en la ciudad”.

“Tuvimos la recurrencia que sucedió en Villa Gobernador Gálvez porque hubo tres intentos de acceder al local, el dueño efectuó disparos y tanto el comerciante como el grupo familiar están detenidos. Además hubo cuatro armas secuestradas y 65 personas detenidas por los hechos sucedidos en toda la jornada de ayer”, detalló el funcionario provincial.

Para finalizar, Drivet, expresó que “no tenemos otra hipótesis que sea que existen aprovechadores de esta época del año que quieren sacar provecho y hagan algún tipo de movida a los efectos de conmover la paz social” y destacó que “hubo una actuación inmediata por parte de las autoridades judiciales”.

Los gendarmes no llegan

Interrogado acerca de la llegada de efectivos de esa fuerza, Drivet, manifestó que “es de público conocimiento que hemos tenido reuniones con el ministro (de Seguridad Arturo) Puricceli y le hemos solicitado la presencia de gendarmería que para nosotros sería un aporte fundamental poder reforzar las áreas que hoy controlamos por defecto de la presencia nacional pero aún no han llegado”.