El periodista de Intrusos, contó un episodio de su niñez que involucra a un sacerdote.
“Voy a contar algo que nunca conté en mi vida y no sé si corresponde a esta altura y distancia, pero digo, ¿por qué no contarlo?”. El periodista Alejandro Fantino, en una entrevista mano a mano con su colega Luis Ventura, en el programa Animales Suelto s, quizá nunca imaginó la respuesta.

“El primer grado fue un año conmovedor porque fue un año de desarraigo de mi familia, porque para colmo yo tenía doble escolaridad y me quedaba medio pupilo en el colegio. Me sentía lejos de lo que yo quería, de mi terruño. Y en el colegio me cargaron con responsabilidades. Hubo un momento que me sacó de eje. Nunca lo conté, porque tenía miedo de que mi papá fuera a asesinar al cura”, dijo ante la mirada ya sorprendida de Fantino.
Y continuó: “Fue un cura que tuve en primero y tercer grado. Un día me manda al aula a buscar algo… Yo voy. Y cuando estaba buscando, entra el cura. Entonces, agarra y dice: ‘A ver Ventura, venga’. Había una tarima de madera. Me paré ahí. Y me entra a hacer preguntas y me entra a bajar el pantalón y después, el calzoncillito que yo tenía. Me sentí paralizado frente al pudor y la vergüenza que me daba estar desnudo frente a otra persona. En determinado momento, él, con su boca, me toma el pitito… Y debe haber pasado algo o vino alguien o yo lo asusté por los nervios…”.

Fantino se quedó shockeado. “No sé como repreguntarte, no sé cómo salir. Este terrible hijo de puta debe estar pudriéndose en el infierno”, dijo. Ventura no se sumó a lo que dijo el conductor, y espetó: “Debo decir, en honor a la verdad, que salvo eso, no tuve otro incidente con él. Y que fue un gran maestro para mí. El tipo fue un gran maestro”.

– No Luis, es un pedófilo- replicó Fantino

– Bárbaro, pero el tipo fue un gran maestro- dijo Ventura

– ¿Si lo hubiese sabido tu viejo lo mataba?

– Mi viejo lo deshace. No le alcanzan los rincones del colegio para esconderse. Mi viejo mataba por sus hijos

 

Fuente: La Nación