La Asociación Argentina de Actores le confirmó la noticia. Sus restos serán velados en Casa Zucotti.

 

El actor Alejandro Urdapilleta falleció a los 59 años este domingo por la mañana, según confirmó la Asociación Argentina de Actores a Teleshow. Aunque no hubo un parte oficial sobre las causas de su muerte, el periodista de espectáculos, Jorge Lafauci, contó en su programa por Radio 10 que el actor sufría de una enfermedad terminal en el estómago.

El artista se desarrolló a lo largo de la carrera como actor, guionista y escritor. Nació en Montevideo, Uruguay, donde su padre, Fernando Urdapilleta, un coronel del Ejército, estaba exiliado por participar en el levantamiento contra la primera presidencia de Perón. En la adolescencia, junto a su familia se instaló en Martínez, Buenos Aires, y estudió en el colegio de curas San Agustín. En cuarto año, dejó el colegio y decidió estudiar teatro con Martín Adjemián cuando vio una obra en el teatro ABC.

Cuando tenía 22 años se fue a vivir a Europa, mientras su padre era gobernador de la provincia de Jujuy. Trabajó como ayudante de mayordomo en Londres y en España llegó a pedir limosna como un linyera, pero también se dedicó a estudiar teatro. En los 80, volvió a Buenos Aires y comenzó a trabajar en ATC.

Luego, a comienzos de los 90 trabajó junto a Batato Barea y Humberto Tortonese y otros artistas en el Parakultural, un centro artístico multidisciplinario en Buenos Aires. Entre sus espectáculos más importantes figuran “Alfonsina y el mal”, “El método de Juana”, “La carancha”, “Mamita querida”, “Poemas decorados”, “Carne de chancha”, “Urdapilleta en llamas” y “La moribunda”.

En televisión, participó en el programa humorístico El palacio de la risa, de Antonio Gasalla, en el que realizaba una dupla inolvidable junto a Tortonese. Más tarde, actuó en la miniserieTumberos de Adrián Caetano. Además, en la pantalla chica se destacó en programas como Gasalla 91, Tiempo final, Sol negro y Mujeres asesinas.

Urdapilleta obtuvo varios reconocimientos en su carrera: dos Premios ACE por su papel de Polonio en “Hamlet” y por “El relámpago”. También recibió un Martín Fierro por su interpretación de El Seco en Tumberos y un premio Astor a Mejor Actor por su participación en la película Adiós, querida Luna.

Su último trabajo fue en la película Un paraíso para los malditos, que protagonizó junto a Joaquín Furriel y se estrenó recientemente.

Según informó la Asociación Argentina de Actores, los restos del artista serán velados en Casa Zucotti, ubicada en Avenida Córdoba 5080.

 

Fuente: Teleshow