El presidente del Club Regatas, Sergio Buchara, se manifestó respecto de lo acontecido el pasado viernes por la tarde cuando una nena recibió un disparo de arma de fuego en la cabeza- que provenía del distrito Costero de Alto Verde- mientras participaba de los festejos de la institución. Ante las cámaras de “Santa Fe Directo”, Buchara, se mostró consternado ante lo sucedido y pidió justicia. Desde el hospital Alassia informaron que el estado de la menor sigue siendo “muy grave” y que “su pronóstico es reservado”. En la tarde de este lunes, cientos de personas realizaban un abrazo simbólico en torno a la institución en pedido de paz y el esclarecimiento del hecho. 

“Desde el viernes que no paramos de ir y venir al hospital para acompañar a los papás”, comenzó diciendo Sergio Buchara, quien aseguró que lo ocurrido “nos cambió la vida como institución” y es por eso que “hoy nos reunimos todos los socios, vamos a realizar un abrazo simbólico por la convivencia, la paz y para que haya justicia”.

El viernes “había más de 100 niños que vieron toda esta escena terrible, los padres que estaban colaborando y 500 socios que de repente empezaron a sentir los disparos. Nos golpea como institución y sociedad viendo cómo se dirimen los conflictos”, manifestó y agregó que ahora se trabaja en la contención psicológica de los chicos que presenciaron la escena traumática.

Para finalizar, el referente del club Regatas, consignó que “a las 19 nos reunimos frente al club, vamos a abrazarlo porque las instituciones como la nuestra deben estar cada vez más abiertas para que los jóvenes estén en los clubes y en las calles pero disfrutando libremente”.

 

Raquel Cosiglio (LT9)

A su vez, desde el hospital de Niños “Dr. Orlando Alassia”, informaron que el estado de la menor sigue siendo muy grave.

En diálogo con los medios de comunicación, Raquel Cosiglio, directora asociada del mencionado nosocomio, dijo que la niña “está internada en la terapia intensiva, con respiración mecánicamente asistida, con las drogas para tratar de mantener la estabilidad del resto sus funciones”.

“La lesión es con entrada y salida y su estado sigue siendo muy crítico y el pronóstico muy reservado. Ahora hay que controlarla”, agregó y reiteró que “no se puede decir nada, su estado es muy grave y su pronóstico reservado por la característica de la lesión”.