El gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, confirmó que hay 60 heridos y 52 personas detenidas; convocó a una reunión para las 11; la Policía rechazaría la nueva propuesta del gobierno.

 

 

El autoacuartelamiento de policías, robos, saqueos y otros hechos vandálicos mantuvieron a la ciudad de Córdoba y localidades del interior de la provincia en vilo durante la noche. El gobernador cordobés, José Manuel De la Sota, pidió a la presidenta Cristina Kirchner, vía Twitter, que envíe a Gendarmería para poner orden, mientras que la Fiscalía General libró oficio para que el jefe de Policía notifique “al personal a sus órdenes” que deberán “retomar de inmediato el normal desempeño de sus funciones”.

Esta mañana la policía analizaba la nueva protesta del gobierno provincial. Según informó Cadena 3 , ofrecieron al personal de patrulla cobrar un sueldo de 8500 pesos. La policía no aceptaría esta propuesta por considerarla insuficiente, además reclaman que el aumento sea para todo el personal.

La ciudad capital amanece luego de horas y horas de tensión, con unas 60 personas heridas, 52 detenidas, el servicio de transporte público suspendido, las clases suspendidas y asueto administrativo . Una Córdoba paralizada.

Las imágenes de personas llevándose mercadería de todo tipo, desde comida hasta electrodomésticos, motos, bicicletas, colchones y celulares, se replicaron en TV, diarios, redes sociales. Las postales de vecinos y comerciantes en pos de defender lo propio se multiplicaron durante la noche.

Los policías reclaman un sueldo mínimo, aumento en los adicionales y mejoras en las condiciones laborales.

El gobernador De la Sota exigió a los efectivos que vuelvan a sus funciones y convocó a las 11 a una reunión con representantes de partidos políticos, legisladores, empresarios y gremios para analizar la situación.

 

 

Fuente: La Nación