Laureana López Krupp tiene 27 años y este sábado representará a Santa Fe en el primer concurso de belleza trans que se llevará a cabo en el país.

 

 

Laureana López Krupp es rosarina, tiene 27 años y este sábado representará a Santa Fe en el primer concurso de belleza trans que se llevará a cabo en el país. Con su mejor amiga, trabajan contrarreloj para terminar el vestido de gala que lucirá en la pasarela donde además deberá lucir un traje de baño. Quiere quedarse con el título “Miss Trans Argentina” y tiene todas las de ganar: con su estilo pin up saca suspiros a más de uno. Pero la selección tendrá en cuenta no sólo la elegancia y la belleza física, sino el conocimiento de sus derechos, pues habrá una pregunta sobre la Ley de Identidad de Género. El evento, que se llevará cabo a partir de las 21 en el porteño Hotel Bauen, persigue el doble objetivo de visibilizar a un colectivo aún estigmatizado y celebrar un año y medio de vigencia de la ley 26.743.

Mientras termina de definir su look para la competencia, Laureana –Laly, como la llaman sus amigos–, habló con Rosario3.com y contó cómo se prepara para el gran día. Su amiga Marcela, la misma con quien diseñó el atuendo de noche, fue quien la recomendó para el certamen. En ese momento Laly se encontraba en Europa donde trabaja algunos meses del año. Al llegar a su Rosario natal se enteró que quedó seleccionada.

“Estoy muy emocionada”, dijo Laureana, quien deberá conquistar al jurado compuesto por: Lohana Berkins, del Observatorio de Género de la ciudad de Buenos Aires; Kalym Adrián Soria, secretario de varones trans de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FLGBT); Gabriela Abreliano, de 100% Diversidad y Derechos; Víctor Bracuto, coordinador nacional de la Diversidad Sexual del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, los empresarios Lorena Cataldo y Fernando Man, la actriz Casandra Crash y el productor de moda Max Tonelli.

Laly deberá hacer dos pasadas, una en bikini y otra en un vestido de alta costura. Además, deberá responder al azar una pregunta que haya formulado alguna de sus compañeras y a la vez, escribir ella misma otra incógnita que sirva como disparador al debate sobre la inclusión.

Para la rosarina el evento del sábado permitirá “abrir puertas” y destacó que de principio a fin –desde la conducción y la organización–, el concurso será llevado adelante por personas trans. De este modo, para muchos significará una salida laboral.

“Contratar a una persona trans tendría que ser lo más normal pero mientras tanto, el ejemplo lo tenemos que dar nosotras mismas. Además queremos mostrar que no sólo podemos trabajar sino organizar y hablar con voz propia”, dijo a Télam Daniela Ruiz, directora teatral y presidenta de la cooperativa Ar/TV Trans que produce el evento junto a Ivanna Bordei.

Y es que la inserción laboral de las mujeres trans es una seria dificultad. A muchas no les queda otra que caer en la prostitución.

El caso de Laureana es distinto ya que, según contó, consiguió trabajar con amigos y conocidos aunque admitió que por mucho tiempo tuvo que vender su cuerpo. Como promesa a su mamá y hermanos decidió este año no volver a las calles.

Diseñadora de moda –durante tres años tuvo incluso su propio negocio de indumentaria infantil–, sueña con vivir de sus creaciones, mientras tanto, con su novio Demian, que es árbitro de fútbol, se las apañan para seguir adelante.

 

Mujer trans

A sólo días de cumplir 28 años –a fines de diciembre festejará un nuevo cumpleaños–, Laly sostuvo que siempre supo que era mujer pese a que el espejo, al principio, contaba otra historia. “Se nace mujer”, aseguró aunque admitió que nunca va a serlo plenamenter. “Somos un tercer sexo”, aclaró Laly a quien esto no le molesta en lo más mínimo.

“Cuando te aceptan todo es mucho más fácil”, indicó y señaló que sus años en el Liceo Avellaneda, a sólo pasos del Monumento Nacional a la Bandera, fue la etapa más feliz de su vida, sin prejuicios, ni discriminación. Para Laureana, la clave está en mostrarse sin censura. Y sobre todo, sin autocensura.

 

 

Fuente: Rosario3