El hijo del ex Presidente de la Nación está internado en una institución terapéutica ubicada en Pilar. Su padre no lo visitó y Zulemita manifestó: “Estoy tranquila porque lo tengo cerca”.

 

 

Carlos Nair Menem no quiere seguir los pasos de Ricardo Fort y, para ello, se internó en una institución terapéutica para tratar su adicción a la morfina, droga que calma los dolores.

Zulemita habló con el diario Muy y destacó que “Carlitos lucha por salir adelante. Lo trasladamos a una comunidad terapéutica (en Pilar). Está recuperándose de a poco, pero en esto no hay tiempos definidos. Estoy más tranquila porque lo tengo cerca”.

El hijo del ex Presidente estuvo internado en la clínica psiquiátrica Di Ferro, de Las Heras, en Mendoza, donde intentó recuperarse mediante un tratamiento de desintoxicación por adicción a la morfina.

Allí, quien se hizo cargo de la situación fue su media hermana, Zulemita, quien pagó el tratamiento y habló con los médicos. Su padre no le dará más plata.

Recordemos que Nair Menem comenzó a consumir morfina por sus fuertes dolores en su pierna, luego de darse un tiro accidentalmente.

 

 

Fuente: PrimiciasYa