Fue para proteger sus bienes. En el transcurso del día de ayer, y ante los hechos que fueron de público conocimiento, se ocuparon de quitar todos los productos de sus comercios para prevenir los saqueos. A primeras horas de la mañana la postal en la peatonal santafesina era desoladora. Los comerciantes analizan si abren sus puertas hoy o permanecen cerrados. El domingo, de acuerdo a lo revelado por el Centro Comercial, fueron 55 los negocios saqueados en esta capital.
Raúl es un comerciante que hace seis años que tiene su negocio en Salta y San Martín. Pasó la noche en vela junto a familiares y amigos “tratando de cuidar lo poco que tenemos”, según contó ante las cámaras de “Santa Fe Directo”.

 

De acuerdo a lo relatado por este trabajador, la noche “fue bastante tranquila. Vimos a Prefectura, Gendarmería, patrulleros. Rumores hubo muchísimos pero gracias a Dios no pasó nada”.

 

“Estamos evaluando si abrimos o no porque tuve que soldar la reja, empapelar todo, quitar la mercadería del local”, además “todo depende de lo que se resuelva con la policía”, manifestó y dijo para finalizar que “hace seis años que estoy acá- en la actividad mucho más- y los diciembres se sufren mucho, sobre todo este que nos va a dejar marcados”.