La figura del papa Francisco es definitivamente el personaje del año que está terminando. Así lo dictaminó la revista Time, pero también se ve reflejado en la cobertura mediática que, a lo largo de 2013, el pontífice del fin del mundo captó desde su designación.

 

 

Esta vez, Jorge Bergoglio llegó a la portada de la prestigiosa revista estadounidense The New Yorker con una ilustración particular.

 

“El papa Francisco parece ser un buen compañero -una buena persona- y un defensor sincero de la buena voluntad y la paz en la Tierra. ¿Pero quién soy yo para juzgar?”, dijo Barry Blitt, el artista a cargo de la ilustración, denominada “Snow Angel”. Así llaman en Estados Unidos a la figura que queda marcada en la nieve cuando una persona acostada sobre ella mueve sus brazos hasta formar “alas de ángel”.

 

“¿Quién soy yo para juzgar?” es, de hecho, el título que lleva el extenso perfil sobre Francisco que escribió James Carrol para el número de la semana que viene. Es una frase que el propio Santo Padre ha pronunciado, en julio pasado, cuando fue consultado sobre su postura ante los homosexuales.

 

 

Fuente: La Nación