23.3 C
Santa Fe
domingo 26 de septiembre de 2021

Las gaseosas light, ¿son “light”?

Te puede interesar

¿Y si engordan? ¿Y si nos hinchan? ¿Y si hacen mal? Muchas veces dudamos antes de tomar estas bebidas, en especial cuando queremos bajar de peso. Para sacarnos las dudas, una nutricionista las analiza desde distintas variables: sus calorías, su efecto en la salud y su capacidad de mantenernos hidratadas.

 

 

Las gaseosas “light” o “zero” no aportan calorías porque no contienen azúcar, en su reemplazo se les adicionan edulcorantes no calóricos. La diferencia entre una y otra denominación es la fórmula y el tipo de edulcorante.

 

Dentro de la variedad de sabores (cola, lima-limón, naranja, etc.) no hay mejores ni peores. Se puede elegir cualquiera de las que se presentan en el mercado.

 

Respecto a las cantidades, se pueden beber a voluntad. Son muy útiles en los planes de descenso de peso, ya que otorgan valor de saciedad (sensación de plenitud), además de hidratar.

 

No hay evidencia científica que indique que las gaseosas light sean perjudiciales para la salud. Estas bebidas, al igual que la soda, pueden provocar hinchazón abdominal si se ingieren en exceso. Sin embargo, esto no significa que engorden o que sean dañinas.

 

La recomendación de consumo de líquidos es de 2,5 litros por día. En verano puede incorporarse aún más, en especial aquellas personas con sudoración profusa, que practiquen un deporte o concurran al gimnasio varias veces a la semana.

 

Dentro de la cantidad de líquido recomendada (2,5 litros) se incluye el agua común o gasificada, las aguas saborizadas sin azúcar, las bebidas a base de hierbas light, los bebibles de soja light, la leche descremada, las gaseosas y jugos light, las infusiones (café común o descafeinado, malta, té común, saborizado o verde, mate cocido o cebado), los caldos y las sopas de verduras (para el invierno), y la gelatina light. A su vez, las frutas y verduras son buenas fuentes de agua.

 

Para saber si se está consumiendo suficiente cantidad de líquido se puede observar el color de la orina: si es oscura se está bebiendo poco y, por el contrario, si es clara muestra que la ingesta es adecuada.

 

 

Fuente: Entre Mujeres. Clarín

[comentarios]

Últimas noticias