8 C
Santa Fe
jueves 5 de agosto de 2021

Bublé y Lopilato, listos para celebrar la Navidad

Te puede interesar

Después de veinte días separados, el cantante buscó a su mujer y su hijo en el aeropuerto. Serán los anfitriones de unas fiestas inolvidables en su casa en la montaña.
Aunque los dos se morían de ganas de verse, el más ansioso por el reencuentro era él, que tras veinte días lejos de Luisana Lopilato (26) y su hijo, los extrañó mucho, especialmente al pequeño Noah. Por eso, y como hace cada vez que su mujer vuela a Canadá, el jueves 19, Michael Bublé (37) la esperó en el aeropuerto internacional de Vancouver y la recibió con un beso apasionado y un café de Starbucks, el favorito de Lu. Eso sí: cuando tuvo a upa a su hijo de casi cuatro meses, se lo comió a besos y no se despegó de él hasta que se le durmió en los brazos, en su casa de la montaña, donde el “principito” de la familia disfrutará de su primera Navidad.

Desde que se conocieron, a fines de 2008, Luisana y Michael se resignaron a estar algunos días sin verse (“la única regla que tenemos es no pasar más de dos semanas y media separados”, confesó ella en su última entrevista con ¡Hola!), según los compromisos profesionales de cada uno, y a disfrutar de un amor itinerante. El matrimonio, que dio el sí tres veces en dos países diferentes y tiene casas en Vancouver, Los Angeles y Buenos Aires, vive una eterna luna de miel y, desde que nació “MiniBublé”, los tres juntos componen la imagen perfecta de la felicidad. En el último mes, por ejemplo, él, quien cada vez que viaja se lleva un chanchito de peluche que le regaló su mujer, aprovechó un fin de semana libre en su To Be Loved Tour para volar a Buenos Aires y pasar dos días a puro mimos con Luisana y su heredero (de la mano, brillaron en la entrega de los premios Tato en el teatro Colón). Ella, que aprendió inglés en tiempo récord por amor, lo aplaudió en primera fila en los shows de Boston y Washington, dos de las paradas norteamericanas de la gira (después no pudo seguirlo a Europa, porque está rodando la película Las insoladas).

CANTANTE EXITOSO Y PAPA ENAMORADO

Michael Bublé es una estrella internacional –vendió más de 25 millones de discos y ganó varios premios Grammy–, pero también un hombre enamorado, que disfruta de consentir a su “chica”, como cuando compró la mansión que tienen en Hollywood Hill pensando que en Los Angeles Luisana se sentiría más cerca de casa, “porque hay mucha gente que habla español”. Fascinado con el baby (Noah es igual a él, y eso lo llena de orgullo), nada lo hace más feliz que malcriarlo. “Nuestro hijo va a crecer entre Canadá y Argentina. La mamá le hablará en español y yo, en inglés –contó–. Soy un hombre muy casero, y lo voy a criar como mis padres me criaron a mí: seré cariñoso, estricto y muy dedicado”, agregó.

UNA MAMA EN ESPLENDOR

Desde que dio a luz a su primer hijo, Luisana vive cada minuto con “sus hombres” con mucha intensidad. “No puedo dejar de mirar a mi cosita chiquita. Hasta cuando duerme lo miro”, admitió. Cada día más enamorada de Bublé, dice que, pese a la distancia, su historia de amor sigue siendo un cuento de hadas, porque se aman con todo el corazón. “Somos dos personas normales, con la misma idea de familia, que se quieren y hacen todo para que la relación funcione”.

 

Fuente: Revista ¡Hola!

[comentarios]

Últimas noticias