Desde las 22 h y durante toda la madrugada, ráfagas de viento y lluvia se abatieron en forma alternada sobre la ciudad capital. Hasta las 9 AM se habían registrado unos 50 milímetros en promedio en el ejido urbano. El alivio llegó con un marcado descenso en los termómetros. El Servicio Meteorológico Nacional informó cesó el alerta para el centro de la provincia, aunque continúa vigente el alerta para el norte santafesino. El jueves comenzaría a sentirse el fresquito.

 

 

 

 

Ayer fue una jornada de verdad agobiante. Si bien es cierto que en las últimas semanas esa frase se escuchó muchas veces, en la víspera la sensación térmica superó los 50 grados a las 18 h por lo que el calor se hizo sentir de un modo especial, aún a pocas horas de que comience a oscurecer.

Finalmente, a las 22 h, llegó el alivió. Una tormenta de agua se abatió sobre la capital provincial, y trajo consigo algunas ráfagas de viento intensas, actividad eléctrica y hasta granizo que -antes de la medianoche- se hizo escuchar en varios barrios. Hoy a las 8 h, los pluviómetros registraban entre 45 y 50 milímetros, según las diferentes zonas de la ciudad. Pero a esto, se suma un descenso de 20 grados en la temperatura que, a la misma hora, rondaba en torno a los 20 grados.

En ese marco, el SMN renovó el alerta para el norte de la provincia y determinó el cese del mismo para el centro de Santa Fe y Entre Ríos, norte de San Luis, sur de Santiago del Estero y norte de Córdoba.

Según el organismo, hacia el área de cobertura se desplaza una línea de tormenta de intensidad fuerte o severa, que puede generar intensas ráfagas de viento, caída de granizo, abundante caída de agua en cortos períodos de tiempo y fuerte actividad eléctrica. La intensidad de la tormenta tenderá a disminuir entre la noche de hoy y la madrugada del miércoles 1 de enero.

Respecto de la situación eléctrica, la situación está prácticamente normalizada en lo que hace a la línea de media tensión, después de que cuatro transformadores fuera de servicio.

La descripción la brindó esta mañana en diálogo con LT9, Hugo Ceré, encargado de Relaciones Institucionales de la Empresa Provincial de la Energía, quien comentó que a la situación provocada por la tormenta, se agregan más de 150 reclamos preexistentes, relacionados puramente con las altísimas temperaturas de los últimos días.

El portavoz pidió paciencia a los clientes, teniendo en cuenta que las condiciones del tiempo no ayudan a agilizar la reposición del servicio. Según dijo, más de 15 cuadrillas de los sectores Guardia Reclamos, Ampliaciones y Mejoras, Redes Subterráneas, Redes Aéreas, Equipos Eléctricos y Comercial continúan trabajando en el marco del operativo de recomposición de las instalaciones afectadas.

Al mismo tiempo, insistió en la necesidad de extremar las medidas de seguridad, en virtud de las nefastas condiciones climáticas y recordó que para reclamar por falta de servicio en el gran Santa Fe, se debe llamar a la línea gratuita 0 800-777-4444, donde se puede elegir el modo automático, opción 1, y con sólo ingresar el número de cliente del titular del servicio, el reclamo quedará asentado.

 

 

Otras zonas afectadas

La fuerte tormenta repercute en la infraestructura eléctrica en zonas de Helvecia, Cayastá, y San Jerónimo Norte, como así también en las localidades de Arocena, Larrechea y San Fabián. Operarios de la empresa se encuentran, con las dificultades del caso para acceder a algunos sectores por anegamientos, recorriendo instalaciones de media y baja tensión para la regularización de los servicios.

 

 

Control del sistema de bombeo y reservorios

El Municipio informó que se realiza una supervisión permanente de todas las estaciones de bombeo de la ciudad, que funcionan normalmente. En cuanto a los reclamos, indicó que se han registrado 34 llamados: 3 por limpieza de bocas de tormenta y desagües, 5 por cables caídos o por caer, 14 por anegamiento de calles, 3 por columnas caídas o por caer, 1 por recolección de escombros, 3 por recolección de ramas y 1 por falta de tapa de registro.

Además, resolvió interrumpir el tránsito en la esquina de Av. Freyre y Catamarca, y Facundo Zuviría y Estanislao Zeballos hacia el norte. Además, se realiza un seguimiento de la situación en otras zonas donde habitualmente se producen anegamientos para evaluar los posibles cortes. Por otra parte, se solicita precaución a motociclistas y automovilistas debido a lo resbaladizo de la calzada. También se remarca la importancia de circular sólo en caso de necesidad.

Finalmente, y debido a que continúa vigente el aviso de alerta para nuestra zona, se reiteran a la población las recomendaciones de: en caso de necesidad, circular con suma precaución por las calles; retirar de calles y veredas la basura que pueda obstruir bocas de tormenta o desagües para facilitar el escurrimiento del agua. Se recuerda que los reclamos o consultas pueden realizarse a la línea gratuita 0800-777-5000, que funciona las 24 horas todos los días del año.