Sidney desplegó el tradicional espectáculo de fuegos artificiales; ya recibieron el Año Nuevo Nueva Zelanda y Japón; preparan celebraciones en Europa.

 

Las islas del Pacífico, y poco después Nueva Zelanda y Australia, fueron los primeros lugares del mundo en recibir el Año Nuevo. En Japón, Corea del Sur y parte de Asia ya recibieron el Año Nuevo, y en distintas ciudades del mundo despliegan celebraciones especiales para darle la bienvenida al 2014.

En la capital australiana, Sidney, se desplegó el tradicional espectáculo de efectos pirotécnicos, en una primeras ceremonias con las que el mundo celebró la llegada de 2014.

La ópera de Sidney fue la sede del lanzamiento de toneladas de pólvora como parte de las fiestas del 31 de diciembre. Estos festejos costaron 6 millones de dólares australianos (3,8 millones de euros), según su alcalde, Clover Moore.

En Japón, la población se recibía el Año Nuevo comprando gambas, “sashimi” de atún y otras delicias que en el país, que se consideran un símbolo para desear una larga vida.

Las islas de Tonga en el Pacífico, fueron también de las primeras naciones en dar la bienvenida a 2014, con un festival religioso que culminó con el lanzamiendo al aire de “cañones” de bambú.

PREPARATIVOS ESPECIALES

La ciudad de Dubai prepara un 31 de diciembre especial con un espectáculo pirotécnico que, según aseguraron, iluminarán el cielo durante seis minutos.

La isla artificial de Palm Jumeirah y el archipiélago de The World, 300 islas que representan el mapa del mundo, lanzaron 400.000 proyectiles, un espectáculo con el que esperan entrar en el Libro Guinness de los Récords.

MANDELA EN 3D Y MÁS FESTEJOS

Ciudad del Cabo, en tanto, rendirá homenaje al expresidente sudafricano Nelson Mandela, fallecido el 5 de diciembre, con un concierto, fuegos artificiales y la proyección en 3D, en la fachada del ayuntamiento, de una retrospectiva en imágenes de la vida del Premio Nobel de la Paz.

Gran Bretaña recibirá 2014 con un despliegue de fuegos artificiales “multisensoriales”. Sobre el río Támesis, frente al icónico Big Ben, los festejos incluirán por primera vez aromas de manzana, cereza y frutillas, además de “nieve de durazno”, papel picado con gusto a banana y globos llenos de humo con olor a naranjas.

En Nueva York, miles de ciudadanos acudirán a media noche en Times Square a la tradicional bajada durante 60 segundos de una bola de cristal multicolor.

Unos 2,3 millones de personas, muchos de ellas vestidas de blanco, disfrutarán de los tradicionales fuegos artificiales y de los conciertos al aire libre en la playa de Copacabana en Río de Janeiro.

FUEGOS ARTIFICIALES EN SÍDNEY

Fuente: La Nación Digital