Sucedió en Marruecos. El animal tiene un cuello, dos orejas, dos hocicos y cuatro ojos.
Una vaca parió un ternero con dos cabezas en una finca en la localidad de Labhalil en la provincia de Sefru, en el centro de Marruecos.

Según informó la primera cadena de televisión marroquí, el ternero bicéfalo -que nació en condiciones normales y con un peso adecuado- tiene un cuello y dos orejas, y cuenta con dos hocicos y cuatro ojos.

Una de los dueños del animal explicó que la ternera sólo se alimenta por una boca, mientras que en la otra tiene la lengua pegada al cielo de la boca.

Según los veterinarios consultados por la cadena marroquí, una de las causas de esta malformación genética podría ser un uso inadecuado de los medicamentos veterinarios durante el embarazo de la vaca.
Fuente: Minuto Uno