Se inauguró esta mañana con la presencia del gobernador Antonio Bonfatti. De este modo, se pone en marcha el primer Programa de Trasplante Público de la región norte santafesina. El director de la institución, Francisco Sánchez Guerra, ponderó que “el hospital está para brindar salud a toda la población”.

Francisco Sánchez Guerra (LT10)

 

“Es un día muy importante porque ha ido creciendo algo que empezó hace más de dos años, cuando empezamos a realizar trasplantes en el hospital. Sabíamos que teníamos que encarar esta obra y hoy estamos inaugurando algo que para el hospital es muy importante”, sostuvo el profesional en diálogo con LT10.

 

 

Bajo esa misma perspectiva, Sánchez Guerra hizo hincapié en que la función esencial de la flamante unidad es “para la comunidad”. “Después de las situaciones de violencia que hemos pasado, todo crecimiento que hemos apuntado ha sido para beneficio del paciente. El trasplante en el hospital se realiza –enfatizó–, ya llevamos hechos 12 trasplantes con éxito y esta unidad le da (al paciente) mucha más seguridad para su tratamiento”, sintetizó.

 

Por su parte, el gobernador Bonfatti destacó que la nueva sala plantea “una fusión interesante entre dos servicios: el de nefrología y urología, además de condiciones adecuadas y dignas para quienes trabajan en el hospital y para los propios pacientes”. Asimismo, resaltó: “Son instalaciones muy modernas en un edificio viejo que, poco a poco, vamos renovando y, ala vez, estamos trabajando con nuevos efectores. Está en marcha la tercera licitación del Hospital Iturraspe y la segunda del Cemafe, dos nuevos grandes efectores de la ciudad de Santa Fe”.

 

Mientras que el ministro de Salud, Mario Drisun, consideró que la obra “es un gran avance en todo sentido. La provincia de Santa Fe está a la cabeza de la procuración de órganos y quiere ir creciendo en la política de trasplantes. En trasplantes renales hemos crecido enormemente. Estamos muy contentos y ponemos toda la energía en continuar, porque no sólo se trata de realizar la obra sino de sostener los recursos humanos, prepararlos adecuadamente y que el espacio se mantenga en condiciones”.

 

La nueva obra demandó entre fondos nacionales y provinciales unos 3 millones de pesos para la construcción de un espacio nuevo de más de 200 m2 que permitirá que los trasplantados renales del Programa Hospitalario tengan un espacio propio y con los requerimientos edilicios humanos y tecnológicos adecuados a la práctica y propio de los mejores lugares del país.

 

En la actualidad y a un poco más de un año del inicio del programa se llevaron adelante 11 trasplantes renales.

 

La salud pública como prioridad

 

La secretaria de Salud del Municipio, Natalia Zhender, manifestó que “participar de esta inauguración nos pone muy felices porque implica una decisión política de seguir invirtiendo para generar mayores condiciones de accesibilidad de la población en algo tan sensible, crítico y urgente como es el trasplante renal”. En esa línea agregó que “desde la Municipalidad, y en particular desde la Secretaría de Salud, nos parecen importantes este tipo de decisiones que siguen facilitando el acceso al derecho a la salud, y que fortalecen el rol de la salud pública en nuestra sociedad, siendo protagonistas permanentes desde el gobierno provincial y municipal, jerarquizando a la salud como algo vital, fundamental”.
Por otra parte, destacó el equipamiento y los recursos profesionales asignados a la nueva unidad, dotados “con tecnología de primer nivel, que es un ejemplo en lo público y permitirá que este servicio de Nefrología y Urología siga creciendo”. En tal sentido, recordó que “como ciudad, y a nivel provincial, somos una referencia en relación con la cantidad de donantes”.