La menor fue abandonada moribunda en la puerta de un hospital y luego falleció; en la casa de los detenidos había otros dos bebés.

Una nena de dos años fue abandonada moribunda en una clínica mendocina y, pese al esfuerzo de los médicos, falleció. La menor había sido brutalmente golpeada.

Según informó Télam, quien la llevó al hospital fue identificado como Jorge Gabriel Orellano Carrizo, pareja de la madre de la nena, y Rita Estefanía Rodríguez Ríos. Ambos fueron detenidos.

A través de un llamado a la línea de emergencias se le informó a la policía que la nena había ingresado a la clínica Santa María toda golpeada, envuelta en una sábana. La pediatra que la asistió le realizó tareas de resucitación cardio pulmonar, pero la menor falleció. Cuando la doctora salió a informarle al hombre del deceso, este se había ido.

Cuando la policía localizó al hombre y a la madre de la nena en una casa de la calle Entre Ríos, ambos fueron detenidos, ya que varios familiares y vecinos atestiguaron en su contra.

En la vivienda había además otros dos bebés, uno de 6 meses y otro de 2 años. Los niños fueron llevados a otro hospital para ser revisados y luego quedaron en custodia del personal policial e internados en observación.

Interviene personal de la oficina fiscal 1 de comisaría tercera de Mendoza.

 

Fuente: La Nación